Unesco distingue con el "Escudo Azul" al Tajín

lunes, 5 de octubre de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- La ciudad prehispánica El Tajín goza desde hoy de protección especial internacional ante desastres naturales y conflictos bélicos. Por formar parte como patrimonio cultural e histórico a nivel mundial la zona arqueológica, ubicada en la zona del Totonacapan, al norte de Veracruz, fue distinguida con el emblema “Escudo Azul” que otorga la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), por lo que ya está inscrita en el Registro Internacional de Bienes Culturales bajo la Protección de la ONU. Significa que la ciudad de El Tajín goza de inmunidad bajo el régimen especial de las Naciones Unidas, “por lo que su protección en caso de desastres naturales o daños causados por la mano del hombre estará a cargo de fuerzas nacionales e internacionales para salvaguardar tan importante vestigio”, según un boletín del gobierno de Veracruz. Cabe destacar que hoy se llevó a cabo una ceremonia simultánea en nueve sitios arqueológicos del país para distinguirlos con el emblema Escudo Azul : Palenque, Teotihuacán, Monte Albán, Chichén Itzá, Calakmul, Uxmal, la zona arqueológica de Paquimé en Chihuahua y la zona de monumentos arqueológicos de Xochicalco, Morelos, y El Tajín. Dicho proceso de inscripción al Registro Internacional de Bienes Culturales bajo la Protección de la ONU inició hacia el 2013 y concluyó en el mes de mayo del presente año. “Gracias a tales esfuerzos el patrimonio cultural de los mexicanos cuenta progresivamente con mayor protección”, se lee en el documento. En Papantla, Veracruz, donde se ubica la zona arqueológica de El Tajín, la ceremonia fue presidida por el representante de la Sedena, el general de Brigada DEM, Martín Cordero Luqueño; el delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Veracruz, Esteban Rodríguez Flores, y Salomón Bazbaz Lapidus, director de Cumbre Tajín. Ante las barbaries acontecidas en la Segunda Guerra Mundial, la ONU dispuso que en caso de cualquier otro conflicto armado, destrucción por mano del hombre o fenómeno natural, los sitios alrededor del mundo que significan un importante centro de cultura e historia deberían ser protegidos de manera peculiar. Fue así como se creó el Escudo Azul, proyecto que también dio su nombre al Comité Internacional del Escudo Azul (ICBS por sus siglas en inglés) que obra para proteger el patrimonio cultural mundial. En naciones que constantemente se encuentran en conflictos bélicos, como las del Medio Oriente, sitios arqueológicos y museos han sido saqueados o literalmente destruidos por grupos armados; “por ello la importancia de establecer estrategias y planes de contingencia para la protección de cientos de lugares de suma importancia cultural alrededor del mundo”. En el caso de Latinoamérica, y particularmente México, donde la posibilidad de un conflicto armado a gran escala es muy remoto, los esfuerzos se enfocan principalmente a las consecuencias destructivas que podrían tener diversos fenómenos climáticos, tales como terremotos y huracanes.

Comentarios