El patrimonio fotográfico en riesgo, dicen expertos

martes, 10 de noviembre de 2015
MÉXICO, DF (apro).- Especialistas de diversas instituciones advirtieron los riesgos en que se encuentran los archivos fotográficos ante lo que consideran una falta de legislación para su preservación y su vulnerabilidad frente a actos criminales. Así lo expresaron durante el Encuentro de Acervos Fotográficos que se llevó a cabo, con la participación de 18 expertos, los días 5 y 6 de noviembre en el Museo Soumaya, en el marco del Festival Internacional Foto México, organizado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta). Con el título Patrimonio en Riesgo, se realizó una mesa en la cual Claudia Sánchez, integrante de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Documental del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), señaló la falta de una legislación que garantice la seguridad de los archivos fotográficos, informó el Conaculta. Según ella, hay diversas legislaciones como la Ley Federal de Archivos o Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, donde puede contemplarse la protección de estos acervos. En la de Monumentos en el apartado II del artículo 36 se establece que son monumentos históricos “los documentos y expedientes que pertenezcan o hayan pertenecido a las oficinas y archivos de la Federación, de los Estados o de los Municipios y de las casas curiales.” En el III apartado menciona “los documentos originales manuscritos relacionados con la historia de México y los libros, folletos y otros impresos en México o en el extranjero, durante los siglos XVI al XIX que por su rareza e importancia para la historia mexicana, merezcan ser conservados en el país”. Y en el IV dice que “las colecciones científicas y técnicas podrán elevarse a esta categoría, mediante la declaratoria correspondiente”. Pero ciertamente no hay una precisión para los materiales fotográficos. Igual de Ley General de Bienes Nacionales hace mención de los archivos fotográficos, pero para la investigadora es necesaria una ley específica que regule y dé seguridad a este tipo de acervos documentales. Advirtió que hay “un vacío legal” en la protección de estos archivos pues son “los más olvidados”, no obstante que contienen información básica para entendernos como nación. Instó por lo tanto a reflexionar sobre el futuro de la fotografía y las experiencias en su conservación. A su vez, Rita Sumano, especialista en criminología aplicada al arte, hizo ver el riesgo en el cual se encuentran los acervos fotográficos no sólo por la fragilidad de sus soportes, sino porque tanto la fotografía, como los archivos y el material fílmico son susceptibles al crimen, la falsificación y hasta la mutilación. No basta, dijo, con verlos como objetos bellos o raros, sino también se debe considerar su valor como transmisores de ideas e información que en algunas ocasiones resultan amenazantes para quienes detentan el poder y eso los hace también susceptibles de desapariciones. Uno de las necesidades planteadas por la especialista es la creación de catálogos exhaustivos, con las imágenes fotográficas y descripciones acerca de su contenido, revisiones rutinarias, mantenimiento, en fin un control para evitar cualquier riesgo. Intervino también Tzuntzumatzin Soto, de la Cineteca Nacional, quien fue a la vez moderadora del encuentro. Habló de la puesta en marcha de un Fotobservatorio, iniciativa del Centro de la Imagen del Conaculta, que se encargará entre algunos de sus objetivos de dar seguimiento a las reflexiones sobre la carencia de legislación en materia de archivos fotográficos. Cabe mencionar que el Archivo General de la Nación cuenta con una Guía para la Conservación de Archivos Fotográficos, que puede consultarse en su página en internet www.agn.gob.mx.

Comentarios