'¿Atole con el dedo? (2 de 2)”

martes, 8 de diciembre de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Respetables lectores: pues sí, como les comuniqué en mi anterior, mi amigo exiliado español dice que, como originario de ese país, tiene sobrados argumentos para decir que la tan festejada y tenida por no pocos como ejemplar y por algunos hasta milagrosa, transición a la democracia en España, no fue más que “atole con el dedo”, o sea, un engaña bobos o ingenuos, pues los hechos muestran que fue… y sigue siendo una farsa para la imagen de Francisco Franco y su ideología filo nazi-fascista siga siendo respetada y, el llamado generalísimo por sus partidarios descanse en paz eternamente en el faraónico mausoleo que se construyó en el Valle de los Caídos, como lo demuestra y confirma el reportaje de Alejandro Gutiérrez, aparecido en el número 2037 de PROCESO, titulado “ESPAÑA- Cuarenta años bajo la sombra de Franco”. Veamos algunos de sus datos. El primero y más sobresaliente, es que siga en su pomposa tumba y el que exista un organismo: la Fundación Nacional Francisco Franco, dedicada a recordar, defender, glorificar e incluso mitificar su nombre y a impedir cualquier manifestación de crítica e incluso mitificar su nombre y a impedir cualquier manifestación de crítica hacia su memoria y que amenaza con llevar… y ha llevado… ante los tribunales al que se a hacerlo… casos que se han dado con gobiernos dizque socialistas como de derechas, lo que muestra, demuestra y confirma lo dicho por el llamado caudillo, “dejo atado y bien atado” el entramado legal que para cuando él muriera, no se pudiera hablar mal de su persona, palabras y obras, fuera posible hacer la apología de su gobierno dictatorial y represor en extremo, llevar a cabo reuniones en su honor con el saludo fascista, el de la mano en alto y la palma extendida… como ocurre hasta hoy… al tiempo que se acosa, reprende y hasta se lleva a los tribunales a todo aquel que ose en público ostentar una insignia, escudete o tremole una bandera republicana. Todo eso, respetables lectores, da pie para que mi citado amigo asegure que no le extraña que eso suceda en su patria, país que tuvo la trágica experiencia, cuenta él, de padecer el hecho de que los considerados campeonísimos de la democracia, Inglaterra, Francia… y los USA… dejaron a la mayoría del pueblo español a merced de militares perjuros, pues se rebelaron contra un gobierno al que habían jurado lealtad… y a los que ayudaron descaradamente la Alemania nazi de Hitler y la Italia fascista de Mussolini con hombres y armas… mientras… repite mi amigo… los campeonísimos de la democracia, por medio del tratado de no-intervención negaban su ayuda a un gobierno legítimo… y las compañías petroleras estadounidenses vendían carburantes a sublevados y republicanos… pues los negocios son los negocios y el dinero no huele mal venga o se obtenga de donde sea. Ese subordinar la democracia a la libertad de los gobiernos campeonísimos de la primera, meses después, trágicamente, lo tuvieron que pagar, como dijera W. Churchill, “con sangre, sudor y lágrimas” millones y millones de ciudadanos del planeta Tierra, para vencer al eje formado por la Alemania nazi, la Italia fascista y el Japón militarista. E, insiste mi amigo, cosa curiosa es el hecho de que antes de que terminara la terrible Segunda Gran Guerra, los campeonísimos de la democracia, sobre todo los gobernantes de Inglaterra y los Usa, orquestaran y alentaran una propaganda mediática, que se sirvió de todos los medias a su alcance y se sirve… y que no son pocos… ya que la misma continúa propagando que la guerra civil española la perdió la república por culpa de los comunistas, por estar su partido al servicio de la Rusia estalinista, lo que da una curiosa, por decir lo menos, situación según el parecer del citado amigo; la de un hecho en la que se ve a una sujeta acosada por varios rufianes, herida y en peligro de ser asesinada por los mismos, y los que presencian ese hecho, con poder suficiente para evitarlo, no lo hacen… ¿por qué?... y en cambio, cuando otro rufián se pone de su lado y la ayuda a librarse de esa agresión que puede ser mortal y ella se aferra a él como uno a punto de ahogarse se aferra a un clavo al rojo si ve en él una esperanza de salvación. Los que pudiendo ayudarla no lo hicieron… se enojan e incluso se enfurecen, critican y reprueban a bombo y platillo tal intervención… y mi amigo pregunta: ¿cómo hay que ver y juzgar a los que tal cosa hicieron?... ¿a los gobiernos de los USA e Inglaterra sobre todo, que al mismo tiempo preparaban el rescate político del franquismo?... ¿y a los políticos españoles y sus partidos, que hacen todo lo posible para que se hable mal de Franco e impiden todas las gestiones de condenar sus crímenes y consienten prepotentes instituciones que son fieles y defienden a capa y espada al generalísimo y a su ideología filo nazi-fascista?... ¿tiene razón o no el que mi amigo, apoyándose en esos hechos, diga y sostenga que la tan alabada transición a la democracia ocurrida en España, no fue y sigue siendo más que “atole con el dedo”?... ¿qué opinan l respecto, ustedes, respetados lectores de la presente? Con el sincero deseo que, por su bien, no se encuentren en tan dolorosa situación. Ligorio d’Revueltas

Comentarios