12 años de existencia del Museo Federico Silva

martes, 17 de febrero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El Museo Federico Silva cumple doce años de existencia, así como de promover la escultura en México e impulsar la base de datos que abarca desde la época prehispánica hasta nuestros días. Toda esta importante labor se realiza paralelamente a exposiciones de artistas como Mathías Goeritz, Leonora Carrington, Manuel Felguérez, Jorge Du Bon, Germán Cueto, Juan Soriano, Ángela Gurría, Vicente Rojo, Pedro Cervantes, Fernando González Gortázar, Gunter Gerzo, Josefina Temin, Kiyoto Ota, Jesús Mayagoitia, Tiburcio Ortiz, Edna Pallares, Irma Palacios, Paloma Torres, José Yazpik, Arno Avilés, Yvone Domenage, Ana Castelán, Naomi Siegmann y la obra del maestro Federico Silva, que se exhibe en dos plantas y ofreciendo la mayor difusión de su trabajo y de la vitalidad creativa del escultor que a sus 93 años aún sigue en plena actividad. Actualmente se exhibe la muestra Intersecciones, esculturas, proyectos y gráfica digital de Federico Silva, con 14 obras de gráfica digital, así como seis proyectos de escultura monumental y tres esculturas en pequeño formato. Vale la pena subrayar realmente que estamos ante uno de los escultores más importantes, propositivos y valiosos que tiene nuestro país, por ello el museo es sin duda indispensable. El director del museo, Enrique Villa Ramírez, ha expresado en esta ocasión la importancia que este recinto ha significado para la gente de San Luis Potosí en principio y para México indudablemente, pues se vuelve espacio discusión, expresión y análisis del trabajo escultórico en nuestro país. Asimismo, funciona como espacio donde se ofrecen talleres de danza infantiles, de teatro, música y cine que permiten descentralizar la cultura y ofrecer alternativas culturales fundamentales para el progreso integral de un país. Construido por el arquitecto Antonio M. Anza y la supervisión del ingeniero Octaviano Cabrera y bajo el concepto museográfico realizado por Jorge Guadarrama, este espacio sigue funcionando con la vitalidad del mismo escultor.

Comentarios