Ajedrez: ¿Quién podría ser el siguiente retador de Magnus Carlsen?

martes, 17 de febrero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Magnus Carlsen, el “Mozart del ajedrez”, es el campeón del mundo. Con apenas 24 años de edad el noruego ha demostrado que es el mejor del mundo, y por mucho. Su rating es de 2862, con un pico obtenido de 2872 puntos Elo, algo así como casi 50 puntos por encima de sus rivales. Carlsen venció a Anand por el título mundial en 2013 y se convirtió en Campeón Mundial. A fines de 2014 se jugó la primera defensa del nuevo campeón, de nuevo contra Anand, que ganó brillantemente el torneo de candidatos, y de nuevo Carlsen lo venció, logrando así mantenerse como un gran campeón. Viswanathan Anand ha sido desde 2007 campeón del mundo, y perder el título ante este joven y talentoso rival simplemente habla de que las generaciones cambian. No es lo mismo tener 40 años que 25, donde en este último caso la fuerza y el empuje, amén de la energía física, son mucho mayores que cuando se empieza a tener cierta edad. El declive es, pues, parte natural de todos los ajedrecistas. Por ello, no se espera que Anand vuelva a ganar el torneo de candidatos, aunque desde luego podría lograr esta hazaña, pues es uno de los mejores jugadores del planeta. Más bien se apunta a jugadores más jóvenes, como bien podrían ser Karjakin (el gran maestro más joven de la historia); Hikaru Nakamura, de Estados Unidos, el mejor jugador de ese país; Alexander Grishuk, que se ha mantenido por mucho tiempo entre los cinco primeros del mundo; Fabiano Caruana, de Italia, el segundo del mundo en la lista de ratings; Levon Aronian, de Armenia, que ya no es tan joven, pero que, desde luego, de ajedrez sabe y entiende enormidades; Anish Giri, de Holanda, que terminó en segundo puesto en el pasado torneo de Wijk aan Zee, a medio punto del ganador, Magnus Carlsen, e incluso el chino Wei Yi, que con 15 años tiene ya más de 2700 puntos Elo. Quizás entre estos nombres se encuentre el siguiente retador de Carlsen. Llegar a campeón del mundo, o a retador del mismo, suele ser un difícil y complicado camino, que puede verse empañado por un sinfín de circunstancias. Puede ser que un jugador tenga todas las condiciones para llegar a ser campeón mundial, pero el entorno podría impedirlo. Por ejemplo, Paul Keres era considerado el campeón sin corona, porque en el momento que quizás pudo haber retado al campeón mundial, se cruzó la Segunda Guerra Mundial. Cuando ésta terminó, Keres ya no era el de antes, tenía seis o siete años más y, como siempre, llegaban las nuevas generaciones. Este es un caso de alguien que tal vez tuvo todos los méritos y que por azares de la vida, no pudo llegar a coronar su carrera ajedrecística. Por ello, todo lo que se diga de los ajedrecistas más fuertes del mundo y se especule sobre sus posibilidades de retar a Carlsen, no son más que supuestos sobre lo que podría pasar. Por ejemplo, Nakamura tiene una de las peores puntuaciones contra Carlsen, y si llegase a retar al campeón, muy poca gente le daría posibilidades. Shirov, por ejemplo, se ganó su lugar para retar en su momento a Kasparov, pero el abultado score que le llevaba el ogro de Bakú 11-0, hizo que no hubiese quien quisiera patrocinar este evento. Finalmente nunca se llevó a cabo. Hay que esperar simplemente y seguir la trayectoria de estos magníficos jugadores. Fabiano Caruana es para muchos el siguiente candidato, después de hacer siete puntos de siete posibles en el torneo más fuerte de 2014, donde estuvieron los mejores exponentes del ajedrez. Y ya se alzaban las campanas al vuelo por el italiano, el cual no ha podido mantener el paso en este inicio de 2015, y digamos que las aguas están regresando a su nivel. No es culpa de Caruana o de las circunstancias. El ajedrez es muy complejo y estar en un nivel tan alto es muy difícil. Es muy complicado llegar y muy fácil caer.

Comentarios