¿Quién es mejor? ¿Kasparov o Fischer?

miércoles, 25 de febrero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- La pregunta que da el título al artículo es bastante común. Es siempre interesante para algunos jugadores especular qué pasaría si Kasparov se hubiese enfrentado a Fischer o bien, si Capablanca pudiese jugar contra Carlsen, ¿cómo saldría la puntuación? Y desde luego, hablamos de campeones mundiales y por lo tanto, estamos tratando con los mejores jugadores del mundo, claro, cada uno en su momento histórico. Kasparov, por ejemplo, fue el mejor jugador del planeta por unos 25 años y ganó todos los torneos importantes del mundo, amén de haber jugado cinco encuentros con Karpov, su acérrimo rival, defendiendo siempre su título. Es increíble porque el nivel del ajedrez de elite requiere de concentración extrema y una vida finalmente dedicada al juego ciencia en cuerpo y alma. Hoy los jugadores más fuertes del mundo juegan con una continuidad difícil de ser sobrepasada con respecto a los jugadores del pasado. Por ejemplo, y sin tener que ir muy lejos, Fischer jugó menos de mil partidas de torneo en todos sus años de carrera ajedrecística. Karpov en los años 80, al final de estos, ya llevaba más de tres mil. Nimzowitsch no debe haber jugado más de 650 partidas de torneo y Capablanca tampoco. La razón es sencilla: antes se trasladaban en barco de un lugar a otro para jugar torneos. Hoy eso se hace en unas horas. Por ejemplo, podemos tener al incansable Ivanchuk jugando en la Habana el Capablanca in memoriam una semana, para la siguiente estar en Moscú disputando un torneo de alto nivel. Pero más allá de eso, la pregunta especulativa de quién ganaría en un supuesto match entre Kasparov y Fischer, en realidad no tiene mucho sentido, porque los momentos históricos son diferentes. Fischer jugó en una época en donde la información se daba a cuentagotas. A Kasparov le tocó vivir la primera época de las computadoras personales y el empuje que tuvo esta tecnología para dotar a los jugadores de manejadores de partidas de ajedrez. Si además de eso, consideramos que Internet revolucionó la forma en cómo se ven ahora las partidas, los análisis, etcétera, podríamos decir que el mundo es muy diferente no solo para el Fischer de los años 70, sino para el propio Kasparov que, probablemente, no pueda seguirle el paso a como se estudia el ajedrez ahora, a los motores cibernéticos que analizan con una profundidad y precisión increíbles. Las especulaciones sí, son interesantes y simpáticas, pero cada jugador tuvo su momento en el que brilló. Vamos, que cada vez que se renuevan las generaciones estamos hablando de que ahora son mejores que en la generación anterior. Bajo ese parámetro, quizás Kasparov podría haber derrotado a Fischer, considerando que ambos hubiesen estado en su mejor momento. Pero en el fondo nadie puede decir qué habría pasado. De todas maneras parece ser un ejercicio interesante. Los ajedrecistas de altísimo nivel son siempre valorados muy bien por los aficionados al juego ciencia, los cuales disfrutamos de grandes producciones que nos han dejado en el tablero. Y cada ajedrecista tiene a su campeón favorito y desde luego, apostarían por él en el supuesto caso de un encuentro entre los mejores del mundo.

Comentarios