Un corazón normal regresa a las marquesinas

miércoles, 25 de febrero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).-Dicen por ahí que los grandes proyectos te buscan a ti y no al revés: el conductor, actor y productor teatral Horacio Villalobos está convencido de que esto fue lo que pasó con Un corazón normal, obra que regresa a los escenarios este 11 de marzo en el D.F. para después salir de gira por el interior de la república. “Me enteré que la obra había ganado los Tony en 2011, y me dio curiosidad. ¿Por qué surgió la idea de montarla? ¿Por qué me buscó a mí? No sé por qué, a lo mejor porque yo tenia la capacidad para hacerla”, comenta Villalobos, quien además de actuar en esta puesta en escena es el productor. Así, podríamos decir que fue gracias a una “llamada del destino” que Villalobos se lanzó a la fascinante aventura de montar el texto escrito por Larry Kramer: “Un corazón normal fue una obra que a mí me conmovió. Es un texto muy bien escrito, y si te encuentras un buen texto, hay que hacerlo: si uno quiere hacer teatro hay que matar por hacerlo, si no, vas a perecer en el intento.” Villalobos agrega: “Es muy difícil hacer teatro, siempre es un volado. Puedes triunfar y puedes fracasar. Pongo el ejemplo de Un tranvía llamado deseo: Se montó varias veces pero no fue hasta el montaje de Francisco Franco, con Diana Bracho y Lisa Owen, que la obra pegó. ¿Por qué las otras veces no? Porque en es puesta le dijeron al público algo que no le habían dicho.” Un corazón normal está dirigida por Ricardo Ramírez Carnero, y cuenta con las actuaciones de Hernán Mendoza, Pilar Boliver, Horacio Villalobos, Juan Ríos, Pedro Mira, Miguel Conde, Carlo Guerra, Aldo Gallardo y Juan Ugarte. La obra es producida por BH5 Group, Pilar Boliver y Horacio Villalobos.   ¿De qué trata? Un corazón normal se desarrolla durante principios de los años 80 y tiene como escenario la ciudad de Nueva York, en donde ha surgido una “nueva plaga” que está matando a los homosexuales. Cuando el escritor y activista gay Ned Weeks se da cuenta de esto --gracias a las investigaciones de la doctora Emma Brookner y los casos en los que ha trabajado--, nuestro protagonista se lanza a la tarea de formar una organización para generar conciencia sobre el asunto. Pero las cosas no son sencillas: debido a la especificidad de la población, la homofobia y los prejuicios, las autoridades se hacen de la vista gorda, al tiempo que Ned debe luchar también con los demonios de la misma comunidad gay. Al preguntarle a Villalobos si encontró resistencia por parte de algún sector de la población para la puesta en escena debido a la temática, comenta: “En este país siempre ha habido lucha entre liberales y conservadores. Sí, nos topamos con la homofobia, pero bendito sea Dios en esta ciudad hay leyes que permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo, hay leyes que permiten interrumpir un embarazo… Es una ciudad evolucionada.” Y ahonda: “Esto no es teatro gay. Es uno de los trabajos más importantes de la dramaturgia del siglo pasado; habla de la búsqueda del ser humano, de la búsqueda de la verdad, del amor. Un corazón normal es una obra que si se escenifica correctamente, la gente acaba de pie aplaudiendo y llorando. El arte conmueve.” Un corazón normal fue llevada a los escenarios por primera vez en Off-Broadway en 1985, y duró 294 representaciones. La obra fue estrenada en 1986 en Londres en el Royal Court Theatre con la participación de actores de la talla de Martin Sheen (quien ganó un Oliver Award como Mejor actor), Tom Hulce, John Shea y Paul Jesson (quien recibió el Laurence Olivier Award por su participación como actor de soporte). En 2011 la pieza obtuvo tres premios Tony: Ellen Barkin and John Benjamin Hickey ganaron por Best Performance by a Featured Actress and Actor, respectivamente, y la producción se llevó el Best Revival of a Play. En 2014 fue adaptada para una película en televisión, dirigida por Ryan Murphy y escrita por el mismo Larry Kramer. El elenco estuvo compuesto por Mark Ruffalo, Jonathan Groff, Matt Bomer, Taylor Kitsch, Jim Parsons, Alfred Molina, Joe Mantello, y Julia Roberts. Un corazón normal reanuda funciones este 11 de marzo en el Teatro Milán, los miércoles y jueves; en una temporada de cuatro semanas. Posteriormente saldrá de gira a Monterrey (27 y 28 de marzo), Guadalajara (24 y 25 de abril), San Luis Potosí (2 de mayo) y Puebla (29 y 30 de mayo). Por lo pronto. Por último, Villalobos cierra así: “Vayan a verla porque van a reír y van a llorar; la van a pasar muy bien y se van a conmover.”

Comentarios