Hermann Nitsch y la polémica por la cancelación de su exposición

viernes, 27 de febrero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Lo único que se podrá disfrutar del compositor y artista austriaco Hermann Nitsch (Viena, 1938) en nuestro país será el “Concierto Sinfonía para México”, este viernes a las 19:30 horas en el ExTeresa Arte Actual, luego de que el Museo Jumex cancelara su exposición y ayer jueves The New York Times confirmara la renuncia de Patrick Charpenel, director de ese museo. Nitsch, quien también compone partituras musicales cacofónicas, presentará la premier de la sinfonía compuesta especialmente para México en un evento gratuito denominado Sinfonie für Mexiko City (“Concierto Sinfonía para México”). “Quizá ellos me entiendan”, dijo el artista austriaco sobre el evento de hoy, luego de que el Museo Jumex (de la Fundación Jumex Arte Contemporáneo) canceló el viernes 30 de enero la retrospectiva de su obra prevista para mostrarse del 26 de febrero al 15 de junio. Se trataba de su primera exposición individual en nuestro país. Justo ayer The New York Times aludió a que el director del Museo Jumex dejaría su cargo en el mes de marzo después de la polémica por la cancelación de la muestra de Nitsch. El viernes 30 de enero el Museo Jumex envío un comunicado, el cual se puede consultar en su página de Internet, donde se anuncia la cancelación de la retrospectiva del artista austriaco, sin mencionar los motivos: “A través de este medio comunicamos a prensa, amigos y público en general que la exposición del artista vienés Hermann Nitsch queda suspendida. “En su lugar se presentará Colección Abierta 02, una muestra que reunirá diversas piezas destacadas de la Colección Jumex con obras de Wilfredo Prieto, Dieter Roth, Hans-Peter Feldmann y Andreas Slominski, entre otros”, se destaca. Una razón que se atañe a la cancelación fue una petición liderada por el ambientalista Carlos Silva Ronzó en el sitio Change.org que reúne casi 6 mil firmas de simpatizantes, quienes solicitaron al museo que la muestra no se llevara a cabo “por mutilar, degollar, asesinar y al final exhibir los cadáveres de animales sintientes”; y es que su obra ha generado polémica a lo largo de su carrera por recurrir al  desmembramiento de animales, actos sexuales y falsas crucifixiones. La cancelación dividió al público en diversos comentarios en redes sociales (que incluso crearon los hashtag  #NoEresBienvenido y #PintaConTuPropiaSangre), y fue calificado de muy grave por diversos artistas visuales, críticos de arte como Cuauhtémoc Medina, y curadores en nuestro país, incluso la embajadora de Austria en México, Eva Hager, calificó de lamentable el hecho en una carta pública del 4 de febrero. Se lee en unos extractos: “Hermann Nitsch es sin duda uno de los artistas contemporáneos más importantes de Austria. Desde sus inicios en los años 60 dentro del círculo de los accionistas vieneses, Nitsch inspiró por décadas a artistas de todo el mundo a través de sus obras y así marcó la historia contemporánea del arte. “La obra de Nitsch critica precisamente la utilización industrializada de animales para el consumo, así como la actitud de una sociedad que considera los productos animales como productos desechables”. También recalcó que en sus “teatros sacrales” se utilizan restos de animales provenientes de carnicerías y que no son maltratados. Nitsch fue quien desarrolló a finales de la década de los cincuenta el concepto de “Teatro de orgías y misterio” (Orgen Mysterien Thater), que en ocasiones conllevaba sacrificios animales mediante actos colectivos con la idea de explorar el ritualismo antiguo, que desde entonces provocó rechazo en diversos grupos ecologistas. Sin embargo, nunca alguna de sus muestras había sido cancelada hasta ahora; incluso, Excélsior publicó a principios de este mes una declaración del artista: “En mi carrera he tenido que enfrentar varias dificultades, pero nunca una de mis exhibiciones había sido cancelada. Esto siempre conduce a discusiones justas e interesantes, creo que el mundo del arte internacional trabaja sin censura”, dijo.  

Comentarios