El grunge en La mirada Cobain

miércoles, 4 de febrero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Bajo el título “La mirada de Cobain”, esta pieza de teatro-intervención sobre lo grunge tuvo una breve temporada de cuatro funciones en el Museo del Chopo, aunque con gran asistencia de público, en su mayoría de jóvenes. Los dos rasgos determinantes del movimiento grunge: La cualidad de lo breve y la dimensión de lo masivo, fueron sostenidos fielmente por los autores Marco Norzagaray y Alejandro García. Tal como lo hiciera en los noventa Kurt Cobain de la banda Nirvana, quien se suicidó a sus apenas 27 años, no obstante su popularidad. De hecho, la epifanía de Norzagaray, que da rienda suelta al proceso creativo de la pieza, ocurrió hace poco más de un año cuando se percató de un detalle sutil pero preciso: En el minuto 03:55 de la canción “Where did you sleep last night?”, Cobain hizo una pausa breve antes de los últimos acordes para dirigir su mirada hacia arriba, concluyó y se despidió de esa presentación. Cinco meses después se suicidó. ¿Qué tan breve en realidad puede ser la mirada indeleble de Cobain en Norzagaray? El actor desarrolló su intervención en El Chopo con un interesante recorrido por varios interiores del museo y logró que el público lo siguiera. Marcó tres puntos estratégicos para hablar de su generación y sobre el suicidio: El primero fue la Galería Sur, donde se expone la obra de la artista visual alemana Anette Kuhn, quien aborda la violencia de la comercialización en las megalópolis, así como las catástrofes naturales y humanas. Ahí, Norzagaray se conectó temáticamente con la exhibición al instalar en el suelo en forma de caos elementos de la moda grunge --camisas a cuadros y tenis marca Converse--. Y comenzó su monólogo hablando de la depresión. Fue un inicio de pieza nada gratuito. Como segundo punto, invitó inmediatamente al público a trasladarse al Foro del Dinosaurio, donde confesó no ser capaz de utilizar toda su infraestructura teatral cuando los espectadores ya estaban instalados en las butacas dispuestos a seguir escuchándole. En el tercero, se relajó con una cerveza en la mano e hizo la invitación a todos los asistentes, a salir de la sala para ir hacia uno de los pasillos al aire libre donde realizaría un asado en vivo. Ahí terminó su intervención al cocinar carne en una parrilla mientras hablaba del suicidio en tercera persona. La influencia que el movimiento grunge ha tenido en la obra de varios artistas puede sentirse en el caso del actor, quien en formato de intervención performativa de espacios se aborda a sí mismo. En la literatura existe también el caso de la periodista Elizabeth Wurtzel, de la revista Rolling Stones, quien publicó el relato autobiográfico “Nación Prozac, en 1994, pero que funciona como un informe generacional. La mirada de Cobain “surgió en el otoño de 2013 durante una residencia artística que Norzagaray realizó en Tampico, Tamaulipas, en el marco del Festival Teatro para el fin del mundo. Dicho encuentro, organizado por Colectivo Asalto-Teatro, ha convocado año con año, desde 2012, a artistas para llevar a cabo sus propuestas en espacios del puerto en condición de abandono.     Su fundamento es una escena que se construye desde el despojo y apunta a generar alternativas inmediatas en la conformación de alianzas y resistencias. Tampico ha sido víctima del ciclón Hilda en 1955 --año en el que por esa causa quedó parcialmente destruida-- y de la llamada “guerra contra el crimen organizado”. Su paisaje desolado, consecuencia de esa destrucción natural y/o humana, “espejeó” a Norzagaray un estado de abandono de dimensiones internas que supo sublimar en un formato escénico libre y liberador.

Comentarios