Danza flamenca: "Antropología de un paisaje"

martes, 10 de marzo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- La bailaora Mariana Landa cerró con su propuesta escénica Antropología de un paisaje la larga temporada de flamenco que se llevó a cabo en el tradicional Teatro de la Danza. Desarrolló un recorrido en el interior del recinto que comenzó con el reconocimiento de la sala y el público. Ella iluminaba con una linterna esos elementos. Luego subió al foro, en el que por medio de pendones sin insignias se marcaron puntos espaciales, lugar para el desarrollo de sus atributos de percutir con los pies y trazar con los movimientos de los brazos. Al fondo del escenario se encontraba el ensamble de músicos: Anwar Miranda, en la guitarra acústica --quien además realizó la música original para el espectáculo; Alex Medina, en el bajo; Adrián Molina, en el cajón; la cantante de soul Lina Ravines, y otra voz, Nax. Todo el conjunto creó un ambiente intimista, apoyado por dispositivos lumínicos simples --focos caseros y lámpara--, diseñados y realizados por Aarón Mariscales. La contención rítmica de Landa y su manejo de la precisión corporal, que mostraban una madurez escénica, la fueron conduciendo progresivamente a una catarsis física. Tejió la dramaturgia de su solo dejándose afectar por la música en vivo y las atmósferas particulares que percibía de los subespacios señalizados por los pendones. Partió de la premisa “los espacios externos son estados del alma”. Logró sostener un espectáculo de 60 minutos con todos esos recursos propios del estilo flamenco, en los que la improvisación es una búsqueda personal en varios niveles de lo humano y en interacción con un exterior conformado por visibles e invisibles. La temporada de danza flamenca, programada durante los meses de enero y febrero por parte del INBA, agrupó en orden cronológico a los reconocidos artistas Nuria Rubio y José Bramasco, la compañía Brújula Flamenco Dinámico, Marién Luévano, Casilda Madrazo, el dúo Tëchari, entre otros, como Ricardo Rubio y el grupo escénico de danza española Al Andalus.

Comentarios