Insurgente: La insurgencia como esperanza de la humanidad

lunes, 16 de marzo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Insurgente (EU-2015), de Robert Schwentke, es una buena película de ciencia ficción para adolescentes que posee un balance entre todos sus elementos, principalmente efectos especiales, actuaciones y guion. Quien no conozca el contexto de la cinta, habrá que comentar lo siguiente: La humanidad ha quedado prácticamente destruida por la guerra, sólo quedan un puñado de hombres que lograron conservar la civilización gracias a que establecieron una división social basada en rasgos de personalidad (por decirlo de alguna manera). Así pues, los humanos sobrevivientes están agrupados en cinco facciones en cuyo nombre yace su esencia: Osadía, Abnegación, Verdad, Erudición y Cordialidad. Y resulta que esto ha dado resultado y, por lo tanto, la nueva civilización ha vivido varios años en una paz sin precedentes. Sin embargo, los Divergentes amenazan con destruir todo lo que se ha conseguido. ¿Quiénes son? Unos sujetos que pueden pertenecer a más de una facción a la vez. La norma es que una persona va para alguna de esas cinco facciones y no puede ser de otra manera, ya que la paz se rompería, según se dice. La historia comienza con Tris (Sahilene Woodley), Cuatro (Theo James), Caleb (Ansel Elgort) y Peter (Miles Teller), huyendo de las fuerzas policiales comandadas por Jeanine (Kate Winslet); la única oportunidad que tienen de salvarse, por ahora, es pedir refugio en la facción llamada Cordialidad. Por supuesto, Jeanine no se detendrá hasta atraparlos, y ahora con mayor razón puesto que ha encontrado una caja que guarda un mensaje de los fundadores de esa nueva civilización, una caja que sólo puede ser abierta por un Divergente, y que debe abrirse cuando la civilización corra peligro. Así pues, ahora es el momento para hacerlo. Como es de esperarse, Tris (la Divergente ms seguro es que Insurgente nes. De hecho, por momentos puede ser un poco cpdisertaciones, manera ya que la paz se romperás divergente) y sus amigos no podrán permanecer tranquilos un solo momento. La cinta es amena, y aunque presenta algunas interrogantes filosóficas interesantes, no es capaz de llevarnos a grandes disertaciones. Lo más seguro es que Insurgente no será ningún clásico, pero probablemente sí una cinta de culto. Y todo gracias a que su antecesora (Divergente) posee una gran ventaja con respecto a la saga Los juegos del hambre: son menos pretensiosas en su realización. Y es que si bien esta última posee bases argumentales más complejas, su ejecución grandilocuente --llena de efectos especiales, llanto y música triunfal-- abaratan un poco su contenido. Insurgente es sencilla en su discurso (a veces trillada), pero concisa en su ejecución.

Comentarios