Otorgan el premio Alfaguara 2015 a la chilena Carla Guelfenbein

miércoles, 25 de marzo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Por considerar que se trata de una obra “de suspenso literario, construida con gran eficacia narrativa en torno de un memorable personaje femenino y el poder de la genialidad”, la novela Contigo en la distancia, de la escritora chilena Carla Guelfenbein, obtuvo hoy el Premio Alfaguara de Novela 2015. Así lo determinó el jurado compuesto por cinco miembros del mundo cultural y literario español y latinoamericano: Héctor Abad Faciolince, Ernesto Franco, Berna González Harbour, Concha Quirós y Pilar Reyes (con voz, pero sin voto). Javier Cercas, como presidente, dio a conocer el fallo, con carácter de inapelable, en una ceremonia realizada en Madrid, España. De acuerdo con el acta del jurado, la autora de Contigo en la distancia “ha sabido entrelazar amores y enigmas con una escritura a la vez compleja y transparente. Tres voces muy bien ensambladas iluminan las zonas oscuras de la mentira y de la verdad, del talento y de la mediocridad, del éxito y del fracaso.” A través de una videoconferencia desde su país, la escritora de origen ruso-judío, nacida en Santiago de Chile en 1959, expresó la emoción de ganar el reconocimiento –dotado de 175 mil dólares y una escultura simbólica conmemorativa– y dijo que “es uno de esos momentos memorables que sólo se pueden comparar con el nacimiento de un hijo” (ella tiene dos: Micaela y Carlos Sebastián). Sobre lo dicho por el jurado, la autora de otras novelas como El revés del alma, La mujer de mi vida, El resto es silencio y Nadar desnudas, comentó: “La genialidad, la mentira, son elementos que yo manejé todo el tiempo, pero que tampoco eran tan fundamentales.” Guelfenbein vivió con sus padres en Inglaterra, donde se exilió en 1976 tras el golpe militar de Augusto Pinochet al gobierno de la Unidad Popular de Salvador Allende, el 11 de septiembre de 1973. De hecho, su madre –militante socialista y profesora de filosofía de la Universidad de Chile– fue detenida por los agentes de Pinochet y durante semanas no se supo nada de ella. La escritora realizó estudios de biología en la Universidad de Essex y de diseño en St Martin’s School of Art, actualmente Central Saint Martins College of Art and Design. Volvió a Chile en 1987. Aunque escribe desde la infancia, fue hasta 2002, a la edad de 40 años, cuando publicó su primera novela: El revés del alma. El libro ganador del Premio Alfaguara, que lleva el mismo título que el tradicional bolero del compositor cubano César Portillo de la Luz (1922-2013), fue presentado a la convocatoria con el título Hasta llegar a ese momento, y Guelfenbein optó por el seudónimo Sofía Beloso. La escritora fue seleccionada de entre 707 obras presentadas en la edición XVIII del Premio Alfaguara de Novela organizado por el grupo editorial del mismo nombre. Según la información del jurado, 320 procedían de España, 106 de México, 102 de Argentina, 77 de Colombia, 41 de Estados Unidos, 32 de Perú, 20 de Chile y nueve de Uruguay. Se trata del premio “más internacional de los galardones literarios en español”, destacó. En su edición del año pasado, el premio lo obtuvo el escritor colombiano Jorge Franco con su novela El mundo de afuera, historia acerca de la violencia y el narcotráfico en Medellín. También lo han recibido el español José Ovejero, el argentino Leopoldo Brizuela, el chileno Hernán Rivera Letelier, el argentino-español Andrés Neuman y los mexicanos Elena Poniatowska, por La piel del cielo, y Xavier Velasco, por Diablo guardián.

Comentarios