Cuba, invitado de honor en el Festival Internacional de las Culturas Indígenas de Ixmiquilpan

lunes, 30 de marzo de 2015
MÉXICO, D. F., (apro).- En su segunda edición, el Festival Internacional de las Culturas Indígenas de Ixmiquilpan, Hidalgo, tendrá como invitado de honor a Cuba “una nación con la cual México ha tenido una relación y amistad de muchos años”, destaca Alfredo Arteaga, titular de este encuentro. Durante esta ocasión se organizará un foro internacional al que acudirán los representantes de la embajada de esa isla caribeña en México para exponer su situación cultural, económica y social, “pero sobre todo lo que le ofrece ese país al visitante”. Arteaga explica que la finalidad de Ixmiquilpan es buscar mecanismos para que trascienda fronteras la cultura otomí del valle del mezquital: “Nuestra cultura otomí está entre las 69 culturas de México y con todas deseamos relacionarnos y también con las del resto del mundo”, dice. Ixmiquilpan, “la perla del agua termal de la cultura”, tendrá en este festival --a efectuarse del jueves 2 al sábado 4 de abril--, alrededor de 200 artesanos de la zona centro de México y a ocho países más para que expongan sus costumbres, gastronomía y tradiciones. A este segundo Festival Internacional de las Culturas Indígenas lo conforman también exposiciones de pintura y fotografía, danzas, cine y teatro. Además, habrá presentaciones de Lila Downs, el Mariachi Gama 1000, Panteón Rococo y el grupo musical México son Cuba, entre otros. También se darán a conocer diferentes platillos de la región, “donde nos distinguen las aguas termales, contamos con 19 balnearios, así que en total, en los tres días del festival, habrá alrededor de 40 actividades”. Alfredo Arteaga, director del festival, subraya que se intenta que los asistentes se den cuenta que la cultura otomí “tiene un crecimiento y un potencial importante ya que sus tradiciones son las que la definen, somos los primeros artesanos en incrustar la concha de abulón en la madera, contamos con un rico patrimonio y el objetivo de las autoridades de Ixmiquilpan es preservarlo”. El pueblo indígena otomí está emparentado lingüísticamente con el resto de los pueblos de habla otomangueana, cuyos antepasados han ocupado la altiplanicie mexicana desde varios milenios antes de la era cristiana. Actualmente, los otomíes habitan un territorio fragmentado que va del norte de Guanajuato al sureste de Tlaxcala. Sin embargo, la mayor parte de ellos se concentra en los estados de Hidalgo y Querétaro. De acuerdo con las estadísticas de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de México, la población étnica otomí sumaba 646 mil 875 personas en la República Mexicana en el año 2000, lo que les convierte en el quinto pueblo indígena más numeroso del país.