La increíble historia del niño de piedra

martes, 14 de abril de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Después de ver las películas clásicas de Disney y Pixar, resulta complicado abordar una que visualmente resulta menos atractiva, es decir, uno se prejuicia y de inmediato puede cerrarse a enfrentar una historia diferente. Así pues, cada desacierto de la cinta en cuestión genera un efecto de bola de nieve, de tal manera que uno puede terminar odiando la película, aunque en realidad no esté tan mala. A La increíble historia del niño de piedra le pasó eso. Dirigida por Pablo Aldrete, Jaime Romandía, Miguel Bonilla y Miguel Ángel Uriegas, se trata de una cinta en esencia bonita, tanto en argumento como en diseño de personajes, pero con animación humilde (por decirlo de alguna manera). Gira en torno a una niña llamada Marina y a sus primos Tito, Teté y Tato, quienes luego de conocer la historia de un niño convertido en piedra, deciden emprender un largo viaje al País de los Sentidos, para romper el hechizo. ¿Por qué al País de los Sentidos? Porque resulta que el niño en cuestión se volvió de piedra por amargado… nada le parecía, nada le gustaba y terminó cerrándose al mundo. Así pues, cada vez que cerraba alguno de sus sentidos, su transformación avanzaba más y más. Por ejemplo, decidió no volver a oler, y entonces su nariz se volvió de piedra. Basada en un cuento para niños de Nadia González (quien también escribe el guión), La increíble historia del niño de piedra funciona para niños menores de siete años, su lenguaje narrativo es muy sencillo y simple como para que enganche a pequeños de mayor edad o incluso adultos. Por otro lado, ese mismo lenguaje narrativo es más cercano a la literatura que al cine, es decir, la historia resulta interesante si uno como padre la lee a su pequeño antes de dormir, pero en cine no es una historia bien ejecutada. Y, para colmo, las canciones que aparecen en la historia (compuestas por Julieta Venegas) dejan mucho que desear. Se agradece un esfuerzo como La increíble historia del niño de piedra, sin embargo, no está lejos de ser un clásico animado o de un referente en cuanto a cultura pop se refiere. Seguro será entretenida para uno que otro niño pero posteriormente será prescindible.

Comentarios