Lanza la UNAM poemarios de Huerta, Revueltas y Campos

jueves, 2 de abril de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- La Dirección de Literatura de la UNAM lanzó tres nuevas entregas de la colección "Voz viva de México" con poemas de Efraín Huerta (1914-1982), José Revueltas (1914-1976) y Marco Antonio Campos (1949), leídos en sus propias voces. Las obras grabadas en discos compactos son parte del homenaje nacional que la máxima casa de estudios realizó a Huerta y Revueltas por el centenario de su nacimiento y los 65 años que Campos cumplió en febrero de 2014. El volumen titulado “Efraín Huerta, Obra reunida” está acompañado de un cuadernillo con una presentación de José Emilio Pacheco y Cristina Pacheco. En él, Huerta lee "La mujer ebria", "El río", "La negra fea", "Canción", "Las nubes", "Praga, mi novia", "Avenida Juárez", "El viejo y la pólvora" y "Responso por un poeta descuartizado", entre otros de sus poemas. Para su presentación, José Emilio Pacheco escribió "Esquema para un diccionario de la poesía de Efraín Huerta". Gran conocedor de su obra, aseguró: “Huerta es de aquellos poetas para quienes los demás existen. Su poesía está llena de gente. No le da vergüenza hablar de sus prójimos más próximos, sobre todo sus hijas y su hijo”. Cristina Pacheco trazó una semblanza del poeta: “Huerta no era solamente el poeta de la ciudad, era su voz, su corazón doliente y sarcástico. Muchos de quienes lo conocimos cometimos la deslealtad que hacemos padecer a las personas y a los lugares más queridos: Visitarlo poco, sabiendo que estaba cerca, a la vuelta de la esquina”. La segunda entrega de la UNAM se titula “José Revueltas, El luto humano (fragmentos)” y contiene partes de “El luto humano”. Para la presentación de esta edición, Eduardo Lizalde escribió que “los siniestros años 30 dejaron cicatrices largas en el espíritu de José Revueltas”. Para el comentarista, Revueltas mostró el mundo de la suprema enajenación al presentar al lector el panorama de los verdugos y los seres primitivos de "El luto humano". Agregó: “pero había que hacer una novela que se ocupara con detalle de la enajenación del hombre en un terreno más dramático y confuso: El de los hombres llamados a conducir la historia". El tercer volumen de esta edición se llama “Marco Antonio Campos. No para mucho tiempo” y contiene dos poemas inéditos del autor: “La poesía” y “De lo poco de vida”, además de otros incluidos en sus libros “Los adioses del forastero”, “La ceniza en la frente” y “Viernes en Jerusalén”. Hugo Gutiérrez Vega, actor, abogado y diplomático escribió en la presentación: “Es un escritor que nunca ha conocido el tedio, ese demonio que destruye vidas y anula los destinos humanos. Viaja por el mundo y se enamora de las ciudades, sus calles, sus historias y su literatura. Por eso, a lo largo de su vida ha conocido Viena, París, Madrid, Jerusalén, Salzburgo, Bogotá y hasta la ciudad sede de la Universidad Mormona, Salt Lake City”. El también poeta y catedrático lo describió como “conocedor a fondo de los temas que trata, traductor minucioso, y sobre todas las cosas, poeta. Aunque la narración, el ensayo y el periodismo cultural, muy particularmente el género de la entrevista que domina de manera magistral, han llamado su atención y se ha dedicado a ellos con denuedo y pericia”.

Comentarios