William Kentridge y su exposición "Fortuna"

lunes, 27 de abril de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC) presenta por primera vez en nuestro país la obra del artista sudafricano William Kentridge (Johannesburgo, 1955). Dibujante y artista gráfico inició sus estudios en Ciencias Políticas y Estudios Africanos antes de dar el salto a las artes, experiencia que se suma a su paso por el diseño, el teatro y la ópera que siguen presentes en su trabajo, logrando establecer una propuesta que reúne varias disciplinas y da a éste una identidad. Ampliamente conocido y reconocido tanto es su país como en el terreno internacional, enseña aquí una excelente revisión de su labor desde los ochenta hasta la actualidad. La curaduría corresponde a Lilian Tone, y se exhiben aproximadamente 284 obras, donde se incluyen 38 dibujos, 27 películas, 18 grabados, 35 esculturas. El artista ha subrayado que adopta la noción de “fortuna” para dar título a la muestra como “principio de su trabajo. Algo más que la fría casualidad estadística, pero al mismo tiempo fuera del rango del control racional”. Es decir que su trabajo ha creado una gramática visual particular en donde la subjetividad artística se entremezcla en todo momento con la historia reciente de Sudáfrica. [gallery type="rectangular" ids="402577,402578,402579,402580"] El dibujo y la gráfica son las técnicas fundamentales en las que se sostiene su obra, cruzando de manera sorprendente las fronteras bidimensionales para crear una conexión con el video, la escultura, la animación, el teatro y la ópera; afortunadamente en esta muestra el espectador podrá conocer muchas de estas facetas. Las narraciones las realiza a través de artefactos para incursionar en espacios poéticos y políticos. Asimismo, trata los temas de la representación artística, la memoria y la fugacidad. Sus dibujos y las filmaciones de sus dibujos o películas dibujadas nos plantean espacios en movimiento, dibujos secuenciales que han sido realizados de manera diferente a la técnica clásica de repetición por cada cuadro; aquí Kentridge trabaja de manera particular, pues en todos sus dibujos va eliminando y agregando de manera continua, produciendo en sus trazos y paisajes una potente carga expresiva. En algunas de sus obras aparece el artista en su estudio donde crea un sinfín de escenas, muchas de ellas cargadas de humor e ironía. Podríamos decir que su obra es abierta y que permanece en continua construcción abordando universos que reflejan una firme conciencia histórica y social. Afortunadamente la muestra cuenta con un catálogo completo y bellamente diseñado que logra reunir imágenes de muchas de las obras exhibidas, dos textos analíticos escritos, uno por Lilian Tone, y otro por Néstor García Canclini, y la traducción al inglés. Fortuna ha sido presentada en Colombia y Brasil; después de su exhibición en el MUAC hasta el mes de junio será llevada al Museo Amparo en la Ciudad de Puebla. El MUAC se encuentra localizado en Insurgentes Sur 333, en el Centro Cultural Universitario de la UNAM en la Ciudad de México.

Comentarios