Recuerdan a Leonora Carrington en el 98 aniversario de su natalicio

lunes, 6 de abril de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Con una representación pictórica de la escultura Cómo hace el pequeño cocodrilo, basada en un poema de Lewis Carrol y donada por Leonora Carrington a la Ciudad de México en el año 2000, la transnacional Google dedicó este lunes su doodle a la pintora nacida en Lancashire, Inglaterra, hace exactamente 98 años. Arraigada en México desde 1941, luego de casarse con el poeta y diplomático Renato Leduc (tras su separación de Max Ernst, con quien también estuvo casada y a quien debe haber conocido a los exponentes del surrealismo André Bretón, Pablo Picasso, Salvador Dalí y Marcel Duchamp), Carrington es también recordada este día por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). La escultura fundida en bronce y ubicada desde 2006 en el camellón del Paseo de la Reforma, frente a la calle Havre, representa una barcarola con trompa de cocodrilo, ocupada por seis personajes y el remero, todos cocodrilos. En diciembre de 1988, mientras realizaba la pintura previa a la escultura, el reportero Antonio Jáquez publicó una entrevista con Carrington en el semanario Proceso. “¿De dónde salen esas imágenes, del sueño, de la vigilia, de la imaginación?”, le preguntó. –Todo el tiempo estamos entre esos mundos. (Respondió ella) –Pero no todos los vemos. –No, pero hay personas que su oficio es enseñar estos mundos. Me imagino que usted no puede escribir sobre sus sueños en la revista, que si, por ejemplo, le piden que escriba sobre Carlos Salinas; no puede decir que mejor va a hacer una nota sobre algo que soñó, ¡dirían que usted se ha vuelto loco! “Yo no podía escribir sobre política, sería terriblemente difícil para mí, imposible si se trata del Fobaproa”. –Pero le es muy fácil mostrar en su pintura varios mundos, mezclar de modo natural elementos reales con fantásticos, mostrar en cada cuadro ‘la otra cara de la realidad’, como dice García Ponce en el libro que le dedicó. –Quizá, como dicen en Inglaterra, tengo un tornillo suelto.” El INAH evoca a Carrington al recordar que la artista tuvo el encargo de realizar el mural El mundo mágico de los mayas, en 1963, para el Museo Nacional de Antropología, construido por el arquitecto, también ya fallecido, Pedro Ramírez Vázquez. A través de un comunicado menciona que, a diferencia de Bretón, la pintora no consideraba a México como un país surrealista, “para mí es más mitológico”, dijo en una ocasión. El mural, que fue durante su época el óleo de mayores dimensiones dentro de la producción de la artista, según el instituto, se encuentra en la Sala Pueblos Mayas. Enmarcada por un intenso cielo rojo, la pintura representa las leyendas y mitos de los indígenas chiapanecos, particularmente tzotziles y tzeltales, con quienes Carrington, subraya el INAH, tuvo una experiencia directa. Agrega la dependencia: “Entre el grupo de artistas convocados para realizar piezas ex profeso para el Museo Nacional de Antropología, Leonora Carrington figuró entre quienes obtuvieron mejores resultados al acudir a la esfera ritual; su transfiguración de un hecho etnográfico conserva el vínculo con el imaginario de los surrealistas, de acuerdo con el crítico de arte Francisco Reyes Palma, en Museo Nacional de Antropología. México. Libro conmemorativo del cuarenta aniversario.” Y describe la obra, en cuya parte central un arco iris rodea un templo y al fondo las montañas de las que pareciera descender una verde serpiente: “En el centro de la composición que representa el cielo, la tierra y el inframundo del mundo maya, aparece la fachada de una iglesia de San Cristóbal de las Casas, y en la parte superior las altas cumbres que enmarcan esta zona. A un lado, las cruces del panteón de Romerillo. Carrington falleció el 25 de mayo de 2011 a los 94 años de edad en la Ciudad de México, donde vivió durante décadas con su último esposo, Emerico Weisz.  

Comentarios