Alistan homenaje a Ramón Xirau en el Museo de la Ciudad de México

martes, 7 de abril de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El filósofo catalán nacionalizado mexicano en 1995, Ramón Xirau, recibirá un homenaje por sus aportaciones al pensamiento universal y su poesía. La celebración será el próximo sábado 11 de abril a la una de la tarde en el Museo de la Ciudad de México. Notable pensador cuya obra permite entender mejor la filosofía contemporánea, Xirau estará presente en la ceremonia al lado de los poetas Julio Hubart y Marianne Toussaint, así como del editor y traductor Joaquín Díez-Canedo Flores. Los autores conversarán acerca de sus ideas y compartirán anécdotas con el público para agradecer las reflexiones y versos al profesor nacido el 20 de enero de 1924 en Barcelona, España. Según los participantes, “la mesa redonda pretende destacar, con la participación de sus colegas y amigos, la relevancia de su obra, así como compartir los aspectos humanos del escritor; sus estudios sobre la poesía mexicana, enfocados en gran medida a la obra de Octavio Paz y Xavier Villaurrutia, lo han consolidado como el pensador elemental para comprender a la corriente literaria nacional”.
La importancia de ser Xirau Entre los más de 40 títulos escritos por Ramón Xirau se cuentan Mito y poesía (1964), El péndulo y la espiral (1954) y Memorial de Mascarones y otros ensayos (1995). El poema Cerezas, dedicado a Octavio Paz, dice: Rojas las cerezas, rojo el claustro iluminado de vidas limpias. Claridad. ¿El sol, cántico de fuego? Rojas las cerezas— todo luz, todo mar todo claustro.
De acuerdo con el crítico de arte José María Espinasa, “Ramón Xirau es un personaje clave de la cultura mexicana para entender la evolución literaria de la segunda mitad del siglo XX”. En el homenaje a Xirau se ofrecerán algunas lecturas acerca de su quehacer literario y se reconocerá su labor ensayística en la que privilegió el español, y su obra poética, en catalán y en castellano. Según los organizadores, “se busca reconocerle que siempre ha sido un hombre dispuesto a oír a los otros, a conversar, a polemizar, a intercambiar ideas y hasta a cambiar las suyas. Xirau se concibe como un poeta que escribe en catalán, pero es un poeta mexicano”. Ramón Xirau llegó a México en 1939 a consecuencia del exilio español. Realizó sus estudios de licenciatura y maestría en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde ha dejado un importante legado y ha sido maestro e investigador emérito. Catalogado por Octavio Paz como “el hombre-puente” que unía la poesía con la filosofía, escribió Introducción a la historia de la filosofía (1964), libro en el que expone la historia de las ideas de esta ciencia del pensamiento y que se ha convertido en un clásico entre los estudiantes de filosofía. En la Revista de la Universidad, Gabriela Hernández García escribe (http://www.revistadelauniversidad.unam.mx/0604/pdfs/99-100.pdf): “Para Ramón Xirau, nuestro tiempo, el de la vida verdadera, es el de la presencia; es el tiempo de nuestra estancia en el mundo, como un ahora atento al orbe, a los demás.
Estar en presencia es respirar en comunidad, mantenerse en continuidad y aspirar a un más allá de nuestro mundo inmediato, hacia una presencia sagrada. No hay lugar ni espacio ni tiempo donde estés tú; no hay círculos ni claras esferas. Escuchemos, ojos mortales, en el silencio, concentrados, vivos, atentos, en el silencio. Hacia tu mar penetran lentas barcas, penetran lentamente nuestras barcas.
Compartir experiencias y dialogar con Ramón Xirau significa, para los que nos hemos formado con él, no sólo admirar al maestro, al poeta, al filósofo, sino conocer al hombre quecomparte su simpatía y buen humor, su visión amorosa del mundo, la sencillez y honestidad de quien profesa la filosofía en la vida, en el quehacer cotidiano, con el corazón y el pensamiento. La presencia de Ramón Xirau nos exige mirar, con amor y responsabilidad —de manera crítica —, el quehacer filosófico hoy en día, para no perder de vista que:
El auriga mira hacia una meta: Esta meta somos nosotros mismos
El homenaje del próximo sábado será en el Museo de la Ciudad de México, ubicado en Pino Suárez número 30, en el Centro Histórico. La entrada será gratuita.  

Comentarios