Preparan en Taxco las XXIII Jornadas Alarconianas

MÉXICO, D. F. (apro).- El secretario de Cultura de Guerrero, Arturo Martínez Núñez, anunció la gran fiesta de la dramaturgia, del 22 al 30 de mayo, en honor al novohispano del siglo de oro Juan Ruiz de Alarcón y Mendoza (1580-1639). La sede será Taxco, donde las calles, callejones, mercados, plazas, plazuelas e iglesias coloniales se convertirán en repentinos escenarios naturales de teatro con propuestas que se inscriben en los rubros de Teatro Alarconiano o del Siglo de Oro, Teatro Contemporáneo, Teatro-Circo, Teatro-Danza, Teatro Cabaret y Teatro para niños, entre otras actividades alrededor de la dramaturgia. El objetivo de estas jornadas es homenajear la memoria, recuperar, recrear y difundir la obra de Juan Ruiz de Alarcón a través de más de 50 actividades, entre presentaciones de libros, teatro, lecturas dramatizadas, exposiciones y música. Martínez Núñez anunció que en esta ocasión, Edeberto Pilo Galindo Noriega será distinguido con el Premio Nacional de Dramaturgia Juan Ruiz de Alarcón, “por lograr crear una plataforma pública de conciencia social en el territorio civil, a través del teatro”. El jurado conformado por Luis Mario Moncada, Juliana Faesler y Mario Espinosa, decidió otorgar el galardón al juarense, “por la naturaleza actual y urgente de los temas que aborda en sus obras”, explicó el funcionario. El autor de obras como Amores que matanDramaturgia del norteTeatro de fronteraEl diputado y Lot, y La ciudad devastada, entre otras, se hizo acreedor a un estímulo de 500 mil pesos que será entregado en el acto inaugural el 22 de mayo a las 19:00 horas en el Corral Plateresco de la Plaza Borda. También se  realizará la exhibición del Séptimo Concurso de Joyería Juan Ruiz de Alarcón; la presentación del libro El Mirreynato, de Ricardo Raphael de la Madrid, y la conferencia magistral: La locura en los tiempos de Juan Ruiz de Alarcón, a cargo de Belén Atienza. La clausura de las jornadas estará a cargo de la Orquesta Filarmónica de Acapulco, bajo la batuta de Eduardo Álvarez, con la participación del flautista Horacio Franco.