"Generación Milenio" proclive al machismo: UVM

martes, 19 de mayo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Parte de la llamada “generación milenio” --que engloba a los jóvenes de entre 16 y 35 años-- quedó expuesta en un estudio reciente de la Universidad del Valle de México (UVM), al revelar una baja atención al arte, ausencia de referencias bibliográficas y proclividad para generar un entorno machista en el hogar. En contraparte, muestra una tolerancia a la diversidad sexual y relación demasiado estrecha con la tecnología. El Centro de Opinión Pública (COP) de esa institución dio a conocer una investigación relativa a la también conocida como generación “Y”, por ser sus miembros los “nativos digitales”, como lo señala el título “Millenialls: ¿corbata o tatuajes? ¿oficina o homeoffice?: su trabajo ideal”, donde se informa que 65% de ellos aspira a trabajar por su cuenta y establecer su propio ritmo laboral. Efectuado entre el 5 de marzo y el 12 de abril, la encuesta realizada a 613 mexicanos entre 16 y 35 años (52% mujeres, 59% solteros, 42% con licenciatura, 33% estudiantes y 25% empleados), revela, además de sus gustos laborales --92% prefiere el autoempleo--, el alto uso y manejo de herramientas tecnológicas, redes sociales y disfrute por el deporte. El sondeo también aborda temas de idiomas, y de arte y música, si bien no se calificaron como prioritarios. En entrevista telefónica, Mercedes Poiré Romero, directora del COP, comentó que en realidad se demuestran niveles bajos de interés en el arte frente al “arte digital”: “Lo que el estudio refleja es que es una generación que comparte características muy importantes como el dinamismo, expectativas de movimiento en cuanto a lo laboral, así como uso de tiempo completo de tabletas y celulares, y es esto último lo que les permite escuchar música sobre todo a elección y escucharla las veces que quieran. Cuando hablan de arte se refieren a todas las posibilidades que el arte digital ofrece, con herramientas que antes estaban limitadas.” --¿Cuántos de los encuestados se interesan por visitar museos? --Sí hay menciones en torno a museos, pero se refieren a la parte virtual de museos y galerías que pueden ver en una computadora. Es interesante porque en sus percepciones el arte y la música están vinculados con la tecnología. “Aunque es importante mencionar que el arte no fue un tema puntual, no profundizamos en él como tal. Hubo un estudio previo sobre hábitos de información donde cuestionábamos por el uso de referencias bibliográficas contra Internet. En definitiva es una generación de medios electrónicos que ha dejado en desuso las referencias bibliográficas, aunque eso sí, sus miembros siempre buscan más de una o dos referencias, no se quedan con una sola información.” --¿Qué tan malo puede ser la ausencia de referencias bibliográficas? --Creo que ahí es donde las universidades tenemos un reto, el reto de hacerles ver a los estudiantes ventajas y desventajas de la tecnología, no se trata de que algo sea malo o bueno, creo que hay ciertas cosas que no se deben perder, no es lo mismo ver a la Gioconda o sentir que la conozco porque la he visto en Internet, son dos cosas distintas. No deberían perder de vista ciertas cosas como la sensibilidad y el desarrollo de la estética.” En la investigación hay un apartado sobre la apertura sexual y aceptación de género, y se destacan tres secciones: el 25% se siente algo cómodo con un jefe de diferente género al propio; 20% incómodo si tuviera que recibir órdenes de una persona homosexual, y 30% poco cómodo si se realiza un proyecto con una persona ciega o sorda. Aunque también se reflejaron datos que no se destacaron tanto, como el uso de acciones o conductas que se pueden considerar machistas, dice la directora: “Vimos que hay un nivel de conciencia mayor, por lo menos a nivel de discurso, en el tema de la inclusión en referencia a personas con tatuajes o personas abiertamente homosexuales, pero creo que otra de las grandes asignaturas en materia de valores la encontramos en una lámina del estudio que fue reveladora, una situación que esperaba trascendiéramos, y es que tres cuartas partes de las mujeres siguen atendiendo a los hombres en casa y se favorece ese tipo de conductas en el hogar. “El machismo es impresionante, les preguntamos con qué frecuencias atienden las mujeres de su casa a los hombres, por ejemplo a la hora de la comida, y 58% dijo que ‘siempre’ o ‘algunas veces’, pero cuando preguntamos si al formar una familia promoverían ese tipo de escenarios, 37% dijo que sí, mujeres y hombres. Te das cuenta que pese a ciertos cambios entre generaciones hay algunas cosas que siguen.” Casarse y tener hijos parece seguir siendo atractivo para un porcentaje elevado de los millennials (58%), aunque entre quienes no se han casado todavía y no están seguros de hacerlo, no hay tanta claridad: 34% piensa que se casará y no tendrá hijos. Cerca de tres cuartas partes están en contra de la legalización del aborto y la mariguana (70%), y 44% considera que votar es inútil. Resulta interesante que 35% considere el que los hijos deben hacerse cargo de los padres cuando envejecen, contra la postura de que el ahorro para el retiro es responsabilidad de cada individuo (65%). --Con todo esto, ¿qué puede esperar a la generación siguiente? --Creo que probablemente las generaciones venideras van a ser más mesuradas con el uso de la tecnología, por ejemplo. Viene detrás la llamada generación “Z” (los nacidos del año 2000 a la fecha), e hicimos unas sesiones paralelas a este estudio con niños de entre diez y quince años, y ahí nos dimos cuenta, por ejemplo, de que al parecer los nuevos papás sí les restringen los gadgets. En ese sentido espero siga esa tendencia y no sólo se quede en un buen deseo, porque hay muchos beneficios que podemos tener de la tecnología, creo que puede ser una generación mucho más mesurada.” El estudio en cuestión y otros pueden consultarse en la web del COP de la UVM: http://opinionpublicauvm.mx/