La uruguaya Ida Vitale obtiene el Premio Reina Sofía de Poesía

martes, 19 de mayo de 2015
MÉXICO D.F., (apro).- La poeta uruguaya Ida Vitale fue la ganadora del Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana que otorga el Patrimonio Nacional y la Universidad de Salamanca de España. Es la quinta mujer en obtener el galardón y la segunda de origen uruguayo luego de Mario Benedetti. Dotado con 42 mil 100 euros, el galardón en su XXIV edición le fue otorgado por unanimidad del jurado compuesto por José Rodríguez-Spiteri Palazuelo, presidente de Patrimonio Nacional; Daniel Hernández Ruipérez, rector de la Universidad de Salamanca, y la poeta María Victoria Atencia, galardonada con el Reina Sofía 2014, entre otros miembros. Los jueces debieron elegir de entre 46 candidatos propuestos por diversas instituciones de Iberoamérica y España. Además de la dotación económica, se editará un poemario antológico --con estudio y notas a cargo de un profesor de literatura de la Universidad de Salamanca--, así como una serie de jornadas académicas sobre su obra. En la página web del reconocimiento Reina Sofía --considerado el Cervantes de la poesía, se lee que tiene como objetivo “premiar el conjunto de la obra poética de un autor vivo que, por su valor literario, constituya una aportación relevante al patrimonio cultural común de Iberoamérica y España”. Vitale, quien nació en Montevideo en 1923, obtiene este galardón luego de que el pasado 4 de mayo fuera anunciada como ganadora del Premio Internacional Alfonso Reyes 2014, otorgado en nuestro país por un comité conformado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, el Instituto Nacional de Bellas Artes, y la Sociedad Alfonsina Internacional, aunque aún no se ha definido la fecha de entrega de este premio. Considerada como parte fundamental de la “Generación del 45” de autores uruguayos, junto a escritores como Mario Benedetti (1920-2009), Juan Carlos Onetti (1908-1994), y Carlos Maggi (1922), Vitale vivió de 1974 a 1984 en México luego de que fuera exiliada por la dictadura en Uruguay, aquí invitada por Octavio Paz (1914-1998) fue asesora de la revista Vuelta, también participó en la fundación del diario Uno más Uno, e impartió un seminario en El Colegio de México. Tradujo libros para el Fondo de Cultura Económica (FCE), participó como colaboradora en diversos diarios y revistas. Cuando volvió a Uruguay en 1984 dirigió la página cultural del seminario Jaque. Actualmente vive en Austin, Texas, donde reside junto a su segundo esposo, el también poeta Enrique Fierro, desde 1990 y se desempeña como profesora de la Universidad de Austin. Es autora de obras de poesía como La luz de esta memoria (Montevideo, 1949), Palabra dada (Montevideo, 1953), Cada uno en su noche (Montevideo, 1960), Oidor andante (Montevideo, 1972), Jardín de sílice (Caracas, 1980), Elegías en otoño (México, 1982),Fieles (1982) una selección de poemas publicados en “Cuadernos de Poesía” de la UNAM del cual Proceso publicó en el número 333 una reseña del mismo, Entresaca (México, 1984), Sueños de la constancia (México, 1988), Un invierno equivocado (México,1999), y Reducción del infinito (Barcelona, 2002). De prosa, crítica y ensayo se encuentran: Arte simple (1937), Léxico de afinidades (1994), Donde vuela el camaleón (1996), De plantas y animales; acercamientos literarios (2003), y El abc de Byoubu (2004), así como diversos estudios sobre poetas como Antonio Machado, Carlos Drummond de Andrade, Jorge de Lima o Cecilia Meireles. En 2009 fue distinguida con el IX Premio Internacional Octavio Paz de Poesía y Ensayo, y en 2010 fue nombrada Doctora Honoris Causa por la Universidad de Uruguay.

Comentarios