Presentarán poemarios infrarrealistas de Eduardo Guzmán y Rafael Catana

lunes, 25 de mayo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Los poemarios infrarrealistas Trece por cuatro. Poemas para recuperar la salud en un dos por tres, de Eduardo Guzmán Chávez (Ciudad de México, 1963), y Los pájaros de la cervecería, de Rafael Catana (Veracruz, 1955), se presentarán el próximo jueves 28 en el Foro Alicia (avenida Cuauhtémoc 91-A, colonia Roma). Los comentarios correrán a cargo de la novelista Francesca Gargallo y del poeta y editor Miguel Ángel Galván. El documentalista José Peguero y el editor Mario Raúl Guzmán dirán unas palabras en nombre de Ediciones Sin Fin y La zorra vuelve al gallinero, donde se publicaron los volúmenes respectivamente. La presencia musical de Ampersán y el Dr. Sotol dará realce a la presentación. He aquí las semblanzas de ambos poetas: Eduardo Guzmán Chávez estudió Sociología en la UNAM antes de que la pasión por el viaje lo llevara a Estados Unidos y Canadá. En faenas de vendimia y cosecha conoció España, y recaló en la Barcelona asalariada de los años ochenta. De regreso a México, primero fue editor y luego subió a la Sierra Madre Occidental; ahí desaprendió y aprendió a lo largo de años entre los huicholes y después bajó a compartir con los campesinos del semidesierto potosino. Del testimonio de esta iniciación espiritual están pobladas las páginas de su libro, que contiene 230 páginas. En verso y prosa entreverados, su registro va de la tonada íntima al alegato argumentado, de la crónica de viaje al aprendizaje político-poético. Las vicisitudes de la resistencia comunitaria son dilucidadas en la prolongada ensoñación de este volumen. Rafael Catana es compositor y cantante de rock rupestre. Su amplia trayectoria artística incluye cinco grabaciones discográficas. Desde hace años es titular en Radio Educación del programa Pueblo de patinetas, donde entrevista y difunde la labor de numerosos poetas y músicos independientes. Su libro de 108 páginas destaca por la destreza lírica con que vierte con buen pulso rítmico las experiencias amorosas y ensaya la recreación nostálgica de recorridos a un tiempo urbanos y oníricos por la frontera norte (así como sus caminatas por la capital del país, donde ha vivido la mayor parte de su vida). El poeta chileno Bruno Montané y la editora peruana Ana María Chagra dirigen en España Ediciones Sin Fin, sello en el cual han publicado a Jorge Pimentel, Tulio Mora, Mario Santiago y Osvaldo Lamborghini. En sus cuatro números hasta ahora aparecidos, La zorra vuelve al gallinero incluye textos de Max Rojas, Ramón Martínez Ocaranza, Orlando Guillén, Enriqueta Belevan, Pastora Oliver, José Rosas-Ribeyro y Darío Galicia, entre tantos otros, y obra gráfica de Rodolfo Zanabria, Inocencio Burgos, Bogotá y Carlos Coffeen Serpas. En seguida se reproducen sendos poemas de los autores: Sin título, de Guzmán: una señora agarró y se llevó sonriendo una carretera de coches hacia donde no había gasolina ni dulces estacionamientos lo primero que pensó fue pulverizar la larga historia y la matriz de los motores pero supo que esos imposibles ya llegarían por sí mismos sin intervención militar ni arrebatos puso la carretera en el piso de tierra y se regresó caminando por las montañas frescas y el olor antiguo “Gresca”, de Catana: En la cervecería aparece la sombra de la luna Y junto a ese callejón el brillo de las navajas La memoria de tu ausencia La sangre que arde en mis venas Nunca dejes que te digan pobrecito poeta Nunca en tus rodillas el llanto Qué es lo que pasa cuál es la mentira En esa navaja que es mi corazón habrá ahí un pájaro Una gozosa playa y mis ojos jamás dejarán de mirarte Y pienso en ti cuando eres el pájaro en la torre El minarete que nunca se agota eres El alma del bataclán y tus rodillas intermitentes en la luna