Descartan riesgo de daño estructural en Ollin Yoliztli

miércoles, 3 de junio de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- La Secretaría de Cultura descartó el riesgo de daño estructural del Centro Cultural Ollin Yoliztli, luego de un oficio firmado por el director general del Instituto para la Seguridad de las Construcciones en el Distrito Federal (ISCDF), donde se estima peligro de integridad física para profesores, alumnado y trabajadores. El uso de maquinaria pesada para agilizar la remoción de cascajo durante las obras de impermeabilización se alude como factor de riesgo en el oficio ISCDF-DG-2015-0533, fechado el 27 de mayo: “El procedimiento que se está utilizando genera cargas concentradas en el sistema de techo para los cuales no fue diseñado excediendo las cargas de diseño de manera importante”, se lee en el documento firmado por Renato Berrón Ruiz, director general del organismo. Debido a ello, profesores y alumnado no asistieron hoy a clases y con la idea de terminar el semestre en otro espacio. Pero la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México reaccionó con un comunicado de cuatro puntos:
  1. Los trabajos de mantenimiento se realizan en la zona del estacionamiento del Centro de acuerdo con la normatividad aplicable, por lo que no existe riesgo de colapso de la losa que está ubicada sobre la Escuela de Música “Vida y Movimiento”.
  2. La maquinaria que se utiliza para llevar a cabo los trabajos de demolición de los firmes y para la remoción del cascajo no puede considerarse como pesada, toda vez que ésta consiste en un taladro neumático cuyo compresor no rebasa los 900 kilogramos de peso, un trascabo pequeño cuyo peso es inferior a los 2 mil 500 kilogramos una vez cargado, y un camión de volteo de 6 metros cúbicos.
  3. El cascajo que se ha generado por las obras se ha distribuido de manera uniforme en la losa, a fin de evitar una sobrecarga en los casos en que no se ha retirado de manera inmediata, y se han girado instrucciones para que los camiones de volteo reciban el cascajo en la rampa, la cual ya ha sido apuntalada para garantizar una mayor seguridad.
  4. La Secretaría de Cultura de la Ciudad de México solicitó al Instituto para la Seguridad de las Construcciones en el Distrito Federal se designe personal para que acuda a verificar físicamente los trabajos que se llevan a cabo en el Centro Cultural Ollin Yoliztli y se corrobore que dichas acciones no ponen en riesgo a la población ni al propio inmueble.
Ayer la Secretaría de Cultura publicó un comunicado sobre la posibilidad de una nueva sede para la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México (OFCM) y la Escuela Vida y Movimiento, cuya sede es el CCOY, y el pasado 26 de mayo el titular de la dependencia, Eduardo Vázquez Martín, confirmó “graves deterioros” en las instalaciones, resultado de filtraciones de agua en los techos y falta de mantenimiento en la totalidad de las instalaciones eléctricas, pero descartó daño estructural. Las instalaciones del edifico “no presentan hundimientos, emersiones o pérdida de la verticalidad, y los elementos estructurales, como los marcos de concreto, las losas, las techumbres y los muros de concreto se encuentran en buenas condiciones estructurales; sólo se observan deficiencias atribuibles a la falta de mantenimiento. Estas anomalías no han mermado los elementos estructurales pero deben atenderse con mantenimiento de calidad”, se informó. Los trabajos de rehabilitación del Centro Cultural iniciaron a mediados del mes pasado y, de acuerdo con el secretario de Cultura, prevén un programa correctivo y preventivo que incluye obras para sustituir el sistema de iluminación y cableado eléctrico, la nivelación de los hundimientos en el estacionamiento, así como la impermeabilización del techo y la renovación del piso de dos salones de danza.

Comentarios