Lynn Anderson (1947-2015): "Nunca te prometí un jardín de rosas"

domingo, 2 de agosto de 2015
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- A los 67 años de edad falleció la rubia Lynn Anderson, una de las cantantes folk favoritas de Norteamérica cuyo éxito Rose Garden fue popularizado en la radio mexicana hacia 1970 como Nunca te prometí un jardín de rosas, debido a un paro cardiaco el pasado jueves, según informó ayer su familia desde la ciudad musical sureña de Nashville, Tennessee. (ver https://www.youtube.com/watch?v=2-eclUz-RYI) Esta balada escrita por Joe South le significó la fama mundial a Lynn Anderson, alcanzando el Grammy 1971; y aunque posteriormente ya no igualaría ventas disqueras mundiales con ningún otro disco después de “Nunca te prometí un jardín de rosas”, ella continuó presentándose a lo largo de su vida en Europa y Estados Unidos. Conforme a Sam Roberts, del diario The New York Times, “la señora Anderson atribuía la popularidad de la pieza a su fuerza emotiva en tiempos cuando la nación se intentaba recuperar de la Guerra de Vietnam: “Esta canción declaraba que uno puede lograr cosas de la nada. Las haces y sales adelante”, dijo a la agencia de noticias AP. “La pieza se grabó de pura chiripa. Los productores, incluyendo a su marido (Glenn Sutton) rechazaron grabarla porque la letra incluía el verso: ‘Podría prometerte cosas como enormes anillos de diamantes’. Pero como una sesión de estudio había concluido 15 minutos antes de lo previsto y no había ninguna otra tarea en agenda, la señorita Lynn Anderson convenció a su equipo para grabar Rose Garden”. Nacida en Dakota del Norte el 26 de septiembre de 1947, Lynn pasó su infancia en California. Tenía 19 años en 1966 cuando su madre (la cantautora Liz Anderson logró irrumpir en la escena folk y de la canción campirana, grabando juntas Mother May I (Madre, ¿me das permiso?). La joven Lynn Anderson se casó entonces con Glenn Sutton, reconocido productor y músico de Nashville, consiguiendo notable aceptación por sus versiones de If I Kiss You (Si te beso), Ride Ride Ride (Cabalgata), Promises Promises (Promesas promesas), Keep Me in Mind (Acuérdate de mí) y el clásico del género It Wasn’t God Who Made Honky Tonk Angels (Dios no creó a los ángeles del Honky Tonk), en aquellas primeras épocas. Andy Gray, editor del periódico inglés New Musical Express escribió en su libro Great Country Music Stars (The Hamlyng Music Publishing Group. Londres, 1975): “Lynn es en verdad una miel de chamaca, muy hermosa y llena de gracia”. Y para este año 2015, ella acababa de publicar un CD con cantos espirituales Gospel, denominado Bridges (Puentes) con Oax Ridge Boys y los Martins (http://www.lynnandersonshow.com/news/). Kristin M. Hall, de The Washington Post, redactó para su obituario: “Lynn Anderson fue una campeona ecuestre en su adolescencia, ganando el premio California Horse Show Queen 1966. Al final de su existencia vivía en Taos, Nuevo México, donde enfrentó problemas legales.  Un juez de Taos emitió una orden de aprehensión contra Anderson, tras de que su novio dijo que ella lo había amenazado con terminar su relación amorosa de 12 años. “En 2005, Anderson fue acusada de sustraer un DVD de ‘Harry Potter’ en un supermercado de Taos, y de golpear a un policía cuando fue detenida y la llevaban rumbo a la patrulla. Ella no apeló y el dictamen del juez la sentenció a libertad condicional, de acuerdo con el registro jurídico. “Un año antes, Anderson fue arrestada en Texas por manejar en estado de ebriedad, la misma semana que fuera nominada a un Grammy por un álbum de música Bluegrass. La sobreviven su padre, su pareja Mentor Williams y sus hijos Lisa Sutton, Melissa Hempel y Gray Stream.” (ver https://www.youtube.com/watch?v=h7l3oMx_fv8)

Comentarios