Soundscapes (Mex-UK), en la Fonoteca Nacional

lunes, 3 de agosto de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Como parte del programa cultural del año Dual Reino Unido- México, en la Fonoteca Nacional se exhibe la producción Soundscapes (MEX-UK). Se trata de cuatro piezas sonoras y audiovisuales de Richard Crow, Nicola Woodham, Milo Taylor, Robin Rimbaud y Katerina Matiasek, en las que se exploran las posibilidades del sonido y la imagen con diferentes temáticas, desde las históricas, ecológicas y geográficas hasta las tecnológicas La curaduría estuvo a cargo Laura Plana García con el apoyo del British Council. El concepto de paisaje sonoro fue creado en los años 70 y se han generado estudios interdisciplinarios para conocer las diversas y complejas relaciones del hombre y la naturaleza en el mundo contemporáneo, a través del sonido y enmarcadas dentro de diferentes pensamientos filosóficos. Las diferentes propuestas han sido enmarcadas como paisajes sonoros que han integrado grabaciones de campo y composiciones electrónicas. Estos cinco artistas han sido seleccionados porque anteriormente han tenido contacto con nuestro país. Cada propuesta tiene su propia personalidad. La primera pertenece a Nicola Woodham, que es una instalación sonora centrada en el lenguaje corporal y el automatismo. El autor ha construido un paisaje sonoro realizado a través de un programa vocal, que ha dado como resultado una visión sobre los efectos psicológicos de ser monitoreado y censurado. El trabajo de Crow consiste en una instalación que lleva como título Radios Tarahumara, que ha sido realizada con sonidos, imágenes y material archivo inspirados en el viaje y en los textos de Antonin Artaud sobre la Sierra Tarahumara. Robin Rimbaud, junto con Katarina Matiasek, realizaron la obra Island playback, que presenta en un audiovisual cuyo sonido fue creado por las formas visuales de una línea costera en una isla anónima en el Mediterráneo, tomadas mediante fotografía aérea. La instalación multicanal formada a partir de paisajes sonoros de algunas islas ubicadas en Escocia, junto con un audio que ha sido aumentado por procesos de síntesis sonoras generadas alegóricamente a través del programa Pure data, se presenta en el Jardín Sonoro y pertenece a Milo Taylor. La muestra permanecerá abierta al público hasta el septiembre próximo. La Fonoteca se encuentra ubicada en la calle Francisco Sosa 383, colonia Barrio Santa Catarina, delegación Coyoacán.

Comentarios