Recibe el escenógrafo Alejandro Luna la Medalla Bellas Artes

miércoles, 13 de enero de 2016
MÉXICO, DF (apro).- Lleva más de 55 años como escenógrafo para teatro, ópera, danza y cine, y su único sueño es seguir trabajando en ello: “Me divierto mucho y es muy satisfactorio para mí”, comparte. La noche de este miércoles recibió la Medalla Bellas Artes en el Palacio de Bellas Artes. Luna ha montado la escenografía para más de 200 obras teatrales, por lo cual se le identifica más en este arte escénico. Y precisamente habla en entrevista que aunque sólo él recibe este reconocimiento, un montaje teatral es colectivo: “Intervienen muchas personas. Todos, los electricistas, tramoyistas, el director, el dramaturgo, los actores y el público, en fin. Yo sólo me encargo de la escenografía, pero reconozco la labor de muchas personas. “Es un reconocimiento muy importante y estoy muy honrado”. –¿Dónde es más fácil crear una escenografía, en el teatro, el cine, la ópera o la danza? –Es igual para mí. Todo tiene su complicación, y lo hago con mucho gusto. –¿La tecnología ha cambiado su forma de elaborar la escenografía? –Sí, necesariamente tengo que incorporarla. Pero no causa daño. La creatividad es de uno. –En México, ¿qué tan valorada es la escenografía? –Creo que ocupa el lugar que le corresponde. Es una actividad que se necesita y hay gente que se entrega totalmente a esta labor. No hay secretos. –Usted estudió arquitectura en la UNAM, ¿cómo es que decide dedicarse a la escenografía? –Estudié arquitectura y teatro al mismo tiempo (tomó algunas clases de arte dramático en la Facultad de Filosofía), y las dos carreras se retroalimentan, las dos tratan de resolver el espacio. La única diferencia es que la arquitectura trata de resolver espacios para la vida, y la escenografía trata de resolver espacios para la ficción. –¿Y cuál de sus escenografías considera la mejor? –No hay competencia, todas obedecen a estímulos, factores y problemáticas diferentes que hay que resolver.

Comentarios