Diane Schuur en el FIC: canta jazz e implora que Clinton apalee a Trump

jueves, 13 de octubre de 2016
GUANAJUATO, Gto. (apro).- Lo primero que hizo Diane Schuur al plantarse frente al público del Teatro Juárez fue agacharse y tocar el piso del escenario con sus manos. Ese mismo movimiento lo haría varias veces más al terminar la noche de jazz en el Festival Internacional Cervantino (FIC) que ayer tuvo a una de las más polifacéticas exponentes del género. No desaprovechó la ocasión la cantante invidente (Tacoma, Washington, 1953) en externar su decidido apoyo a Hillary Clinton, candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, y señalar a Trump como el peligro de que un tirano gobierne a su país. “No necesitamos un dictador”, dijo. Fue una noche de jazz clásico, a partir del último disco de la cantante, I remember you (2014), un homenaje a Frank Sinatra, con quien tuvo una amistad y a quien reconoce como una influencia, y al saxofonista Stan Getz, a quien se le atribuye haberla descubierto en un festival en 1979. Este disco incluye piezas que Schuur cantó en este concierto, como I’ve got you under my skin, de Cole Porter, o ‘S Wonderful, de George Gershwin. La artista, enfundada en negro y rojo, pronunció con dificultad la palabra “Guanajuato”, pero la repitió a lo largo del concierto, exultante por encontrarse en este país que tanto le gusta. Y cantó Bésame mucho, la pieza de Consuelito Velázquez, tal como lo había prometido por la mañana, en una conferencia de prensa previa a esta presentación cervantina, y con la que confirmó su capacidad para transitar casi sin sentirla entre la ruta del jazz y la música pop. Para este concierto de poco más de una hora, la ganadora de dos premios Grammy se hizo acompañar por uno de los más reconocidos saxofonistas del mundo, Ernie Watts, quien durante más de cinco décadas ha compartido su talento en los escenarios de todo el mundo, lo mismo como parte de varias orquestas que con su cuarteto europeo, como productor con su propia disquera, o como en este caso, acompañando a solistas como Shuur. El escenario estuvo completo con el bajista Roger Hines y Reggie Jackson en la batería. La “Nueva primera dama de la canción”, como es llamada por algunos críticos y melómanos, ofreció en la conferencia de prensa que se divertiría mucho en el Teatro Juárez. Su energía vibrante y la permanente sonrisa que mantuvo de principio a fin fueron pruebas rotundas de ello. En la charla con medios compartió algunos recuerdos, a propósito de los personajes significativos en su vida como Sinatra o Ray Charles, de quien también fue amiga y con quien hizo música en varias ocasiones; todos, músicos o intérpretes de grandes alcances a quienes ha querido honrar en sus discos y presentaciones y son sus más grandes influencias. Para la cantante “la música está presente en todo”. En su mundo de invidente, percibe la música incluso en el maullido de su querida gata, en el cual puede identificar las diferentes notas, según lo que la mascota pida. Diane Schuur también sabe maullar, y lo hace con jazz.

Comentarios