El FICMaya, 'respuesta a la esperanza y combate a la violencia”: Esma bazán

viernes, 14 de octubre de 2016
MÉRIDA, Yuc. (apro).- Con un llamado a la transformación cotidiana en lo esencial de los valores culturales, arrancó anoche la quinta edición del Festival Internacional de la Cultura Maya, que en esta ocasión lleva como tema: “De la lengua a la imaginación”. Con Shakespeare y Hamlet; Miguel de Cervantes, Don Quijote y Sancho Panza, y los señores de Chichén Itzá y Uxmal, sentados --por arte “de la física cuántica”-- entre los invitados a la ceremonia inaugural que tuvo lugar en el emblemático teatro José Peón Contreras, el presidente ejecutivo del Ficmaya, Jorge Esma Bazán, presentó el propósito de esta edición: “La cultura no es propiedad de nadie, nos transformamos todos los días en lo esencial de sus valores, como agente de cambio, semilla de la educación y la ciencia, garantiza que seamos recordados por nuestra contribución a la inteligencia”, dijo. “Todos los días nos reafirmamos, nos identificamos; el FICMaya es una respuesta a la esperanza y un combate la violencia; en la voz de los niños es esplendor del futuro; en los teatros, universidades, palacios, parques, en el corazón del Mundo Maya… De la lengua a la imaginación”, advirtió. EL FICMaya 2016 tiene a República Dominicana y Tabasco, como país y estado invitados. Impregnado de olor a copal, desde diferentes rincones del recinto, de entre los palcos, en el escenario, en los pasillos o en las butacas, fueron apareciendo mayas prehispánicos y contemporáneos, así como dominicanos, que acompañados por violines barrocos, guitarras, al ritmo del zapateado o a capela fueron dando muestras de lo que ofrecerán en el FICMaya, que será clausurado el domingo 23 con un megaconcierto de Wilfrido Vargas y Merenglass en el Paseo Montejo. La inauguración estuvo a cargo del secretario de Cultura federal, Rafael Tovar y de Teresa; el gobernador de Tabasco, Arturo Núñez; el director adjunto de la Academia Mexicana de la Lengua, Felipe Garrido; el embajador de República Dominicana, Fernando Pérez Memén, y el mandatario anfitrión Rolando Zapata Bello. “La palabra no es la voz que se dice y se oye, es la cuna del espíritu creador que a partir de la palabra se ilumina”, dijo en su oportunidad Pérez Memén. A su vez, Arturo Núñez aprovechó la ocasión para lanzar un “¡Viva la globalización!”. Por último, Tovar y de Teresa destacó que la fuerza de México está en su cultura, y la fuerza de esa cultura está en la diversidad. También hizo un recuento del festival que “cada vez se va consolidando”, creciendo y empieza a ser referente, tras destacar que en esta ocasión lo enriquecerán más de 2 mil artistas de una treintena de países. Después de la inauguración vino la desorganización. Con el desfile de danzantes prehispánicos y mestizos, que a modo de carnaval se montó a las puertas del teatro para abrir paso a la comitiva hasta unas calles más adelante, hasta la plaza principal, a cuyo costado se montó el templete para la presentación de la cantante italiana Filippa Giordano los planes salieron de control. Los lugares del concierto, que fue gratuito, no fueron respetados, pues entró más gente de la esperada. No obstante, el evento se desarrolló sin mayores contratiempos y desde varios rincones se pudo apreciar el concierto de gala de la cantante italiana, quien a su vez tuvo como invitado a su padre, el barítono Marcello Giordano. Mientras ese concierto se realizaba, simultáneamente en otros puntos del centro músicos dominicanos, cubanos y de otros estados invitados amenizaban las calles del centro de Mérida. Unos de ellos, en el patio central del palacio de gobierno. Además de los eventos artísticos, iniciaron hoy en diferentes sedes las exposiciones y mesas de trabajo sobre la cultura maya.

Comentarios