Museo de Arte de Filadelfia exhibirá 280 obras del arte moderno de México

miércoles, 19 de octubre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Obras de David Alfaro Siqueiros, María Izquierdo, Frida Kahlo, Gerardo Murillo (Dr. Atl), José Clemente Orozco, Diego Rivera y Rufino Tamayo, entre otras, forman parte de la exposición Pinta la revolución. Arte Moderno Mexicano, 1910-1950, la cual, tras cuatro años de preparación, se inaugurará este jueves 20 en el Museo de Arte de Filadelfia. En conferencia de prensa, realizada en el Estudio de Cepropie de Los Pinos, Rafael Tovar y de Teresa, secretario de Cultura, destacó que son en total 280 piezas las que conforman esta muestra, organizada en el Museo del Palacio de Bellas Artes y el Museo de Arte de Filadelfia. El título Pinta la revolución es el nombre del ensayo homónimo del novelista estadunidense John Dos Passos, quien visitó la Ciudad de México en 1926 y 1927 y fue testigo de los murales creados por Rivera. Relató el funcionario que la curaduría se efectuó en colaboración del Museo de Arte de Filadelfia y el Museo del Palacio de Bellas Artes. Destacó que la exhibición “remite a lo que fueron los años veinte, treinta y principios de los cuarenta”, y que las piezas provienen de 30 colecciones privadas y 20 públicas, y “de otros espacios mundiales de primera calidad”. El concepto curatorial estuvo a cargo de los especialistas Matthew Affron, curador de arte moderno del Muriel and Philip Berman; Mark A. Castro, curador de Pintura Europea del Museo de Arte de Filadelfia; Dafne Cruz Porchini, investigadora de El Colegio de México y colaboradora del Museo del Palacio de Bellas Artes, y Renato González Mello, director del Instituto de Investigaciones Estéticas de la Universidad Nacional Autónoma de México. “El arte mexicano no sólo era valorado en Estados Unidos, también era parte de la vanguardia del arte universal, como Rivera y Siqueiros, por eso es muy importante ver la curaduría, las obras que se escogieron”, narró. El secretario de Cultura informó que una de las novedades en Pinta la revolución es que se digitalizaron en alta resolución tres murales para que sean admirados, el que Rivera realizó para la Secretaría de Educación Pública, titulado El corrido de la revoluciónEl retrato de la burguesía, que Siqueiros elaboró para el Sindicato Mexicano de Electricistas, y The epic of american civilization, de Orozco, ubicado en el Dartmouth College en Hanover. También se incluirán a los grupos llamados Estridentistas y los Contemporáneos. Arturo López, director de Exhibición del Museo del Palacio de Bellas Artes, detalló que esta muestra se divide en cinco núcleos: ModernismoPinta la revoluciónEn la ciudadPinta los Estados Unidos y El tiempo de guerra. La exposición estará en el Museo de Arte de Filadelfia hasta el 8 de enero del 2017, y a partir del 2 de febrero y hasta el 30 de abril en el Museo del Palacio de Bellas Artes, aunque no viene toda la obra que estará en Estados Unidos, a decir de Tovar y de Teresa. Informó que el Museo de Arte de Filadelfia puso más de 50% del costo de Pinta la revolución y la Secretaría de Cultura absorbió de su presupuesto “del dinero que tenemos etiquetado nosotros como asignación presupuestal para el 2016, una parte de aquí son recursos que vienen del INBA, otra parte de la SC”, alrededor de 500 millones de pesos. Tovar y de Teresa destacó que “sin duda alguna para el pueblo mexicano será muy interesante verla en otro país, y para el público de aquí será profundizar en algo que ya conoce”. Según Eduardo Sánchez Hernández, coordinador de Comunicación Social y vocero de la Presidencia de la República, “es uno de los proyectos culturales más importantes de los últimos años”, ya que “mostrará la evolución de la plástica mexicana en la época posrevolucionaria”. Ensalzó que “esta es una de muchas acciones impulsadas por el presidente Enrique Peña Nieto para promover la riqueza cultural de México, este sector ha recibido particular impulso con la creación de la Secretaría de Cultura en diciembre del año pasado”. No obstante, se le cuestionó que la Secretaría de Cultura no escapa a los recortes presupuestales, a lo cual argumentó: “El propósito del Gobierno de la República es que sea precisamente el gobierno el que se ajuste el cinturón y no los ciudadanos ante las circunstancias económicas por las que atraviesa el mundo y por lo tanto México no puede ser ajeno, sin embargo, dentro de las funciones del secretario de Cultura, además, está la de hacer más comercio y estamos seguros que ha encontrado las fórmulas para poder salir muy bien librado de estos recortes presupuestales y que la cultura y la promoción de la misma no se vean tan afectadas”. También exaltó que en el extranjero se han presentado 42 “magnas” exposiciones, a los cuales han asistido cerca de 5 millones de personas. Sobre el proyecto del Reglamento de la Secretaría de Cultura, comunicó que se encuentra en estudio en la el área jurídica de la Presidencia de la República.  

Comentarios