Escritores lamentan el deceso de Luis González de Alba

lunes, 3 de octubre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Escritores e intelectuales lamentaron el deceso del líder del movimiento estudiantil de 1968, Luis González de Alba. El Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses confirmó que el escritor y periodista se quitó la vida con un disparo de arma calibre.22, justo el día en que se conmemoró el 48 aniversario de la masacre de Tlatelolco, 2 de octubre. El deceso ocurrió en su casa de la colonia Americana, en Guadalajara, donde se crió González de Alba, nacido en Charcas, San Luis Potosí, el 6 de marzo de 1944. Tras concluir la preparatoria en la capital jalisciense, el escritor se marchó a la Ciudad de México para estudiar Psicología en UNAM, donde inició su activismo político y se convirtió en uno de los líderes del Consejo Nacional de Huelga de 1968. El 2 de octubre de ese año fue detenido en Tlatelolco y permaneció recluido dos años en la cárcel de Lecumberri. A su salida de la cárcel escribió su primera novela: Los días y los años (1971), testimonio de los hechos de ese fatídico 2 de octubre. A esa le siguieron otras obras, entre ellas El riesgo del placer, por la que recibió el Premio Xavier Villaurrutia en 1978, así como Y sigo siendo sola (1979) y Jacob el suplantador (1988). González de Alba dejó una amplia obra de divulgación científica, misma que le dio el Premio Nacional de Periodismo en 1997. También escribió artículos y colaboraciones para diarios como ExcélsiorPunto de PartidaRevista de RevistasSiempre!UnomásunoNexos y Milenio Diario. A través de las redes sociales, diversas instituciones, entre ellas el Centro Cultural Universitario Tlatelolco –sede y espacio simbólico del “Memorial del 68” que conmemora el movimiento estudiantil–, la Secretaría de Cultura del estado de Jalisco y el Instituto Nacional de Bellas Artes, lamentaron el deceso  del fundador del diario La Jornada y autor de Los días y las noches. También lo hicieron en sus cuentas de Twitter el titular de la Secretaría de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa, y los escritores Héctor de Mauleón, David Huerta, Enrique Krauze, Ángeles Mastretta y Héctor Aguilar Camín. Los dos últimos comentaron que había un suicidio de por medio: “No nos lo han dicho. Pero sabiendo quien era, creo que Luis Gonzáles de Alba se quitó la vida, bárbaramente libre, de la que fue dueño cabal”, escribió ayer la autora de la novela Arráncame la vida. En una entrevista televisada por CNN en 2013, al líder del movimiento del 68 se le preguntó por qué protestaban los jóvenes mexicanos en aquella época, y respondió: “Estábamos hartos de ser el islote intocado, queríamos toda esa marabunta, océano de expresiones juveniles... quiero ir a un concierto de rock, dejarme el pelo largo, ir a un concierto de Los Beatles… todo eso que se veía en el mundo y no nos lo dejaban hacer”. En su último mensaje de Twitter (@LuisGonzálesdeA) subió una foto de él y la isla griega Poros: “No me abandones: Isla de Poros, Grecia, desde Villa Nikki. Yo esperándote en Poro. No me abandones salmo de David”. En otro mensaje hizo referencia al artículo “Tlatelolco y Ayotzinapa”, publicado este 2 de octubre por el diario El Universal y escrito por Christopher Domínguez Michael: “No se atreven a aceptar que la fuente principal de dolor en MX es obra del narcoterrorismo: Tlatelolco y Ayotzinapa”.

Comentarios