'Milat: El asesino del bosque”, nueva miniserie en A&E

martes, 1 de noviembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A&E estrenará la miniserie “Milat: El asesino del bosque” este viernes 4, donde se observa cómo la policía de Nueva Gales del Sur de Australia rastreó y atrapó al asesino serial Ivan Milat, responsable de los homicidios de jóvenes viajeros de 19 a 22 años de edad, a comienzos de los noventa. El proyecto televisivo, de drama y suspenso, está basado en el libro de Mark Whittaker y Les Kennedy, “Pecados del hermano”, y lo protagonizan Malcolm Kennard como el asesino Ivan Milat; Richard Cawthorne, en el papel del detective Paul Gordon, y Geoff Morrell, como el superintendente Clive Small. Es un buen thriller psicológico que ofrece cómo fue la compleja investigación que detectó a un número de víctimas (que fueron brutalmente asesinadas) enterradas en el bosque del estado de Belanglo y que, finalmente, llevaron al arresto a Ivan Milat, nacido el 27 de diciembre de 1944 en Guildford, Nueva Gales del Sur, Australia, y es hijo de emigrante croata y madre australiana. Se filmó en Sydney, en las locaciones de Parramatta, Wattle Grove, St. Ives, Terrey Hills, Balmain y Glebe, y se incorporaron imágenes de archivo que llevan al espectador a una época donde ser “viajero mochilero” era un rito para los jóvenes ansiosos por explorar y descubrir el mundo. “Milat: El asesino del bosque” es producida por Mark Fenessy, Rory Callaghan y Julie Mc Gayran y es dirigida por Peter Andrikidis. En la trama, hacia 1992 y 1993, siete cuerpos de jóvenes fueron hallados en el bosque del suroeste de Sydney, suceso que impactó en Australia. Una protesta pública y la presión del gobierno (incluso en la vida real así ocurrió) movilizaron a la policía local Task Force Air, encabezado por el superintendente Clive Small (Geoff Morrell), un joven profesional, ambicioso, de educación universitaria y con conocimientos en informática. La evidencia más fuerte del Task Force Air es la munición del rifle Ruger en la escena del crimen. Con la ayuda de pistas forenses, testimonios del público y bajo un complejo sistema operativo, la policía investiga miles de potenciales y posibles sospechosos, lo que fue una de las principales tareas de uno de los miembros del Task Force, el detective Paul Gordon (Richard Cawthorne), un oficial de la vieja escuela que utilizaba el instinto como una de sus estrategias. Cuando el archivo y los antecedentes de Milat se ponen ante el camino de Gordon, él rápidamente lo identifica como sospechoso, pero el superintendente Small insiste en que hay que conseguir más pruebas antes de poner a Milat bajo vigilancia. A medida que Gordon avanza en sus investigaciones y se pone en contacto directo con colegas de Milat, Small teme que Gordon ponga el caso en peligro y se preocupa más cuando se entera que Milat ya sabe que la policía está interesada en él. El caso se atora hasta que Gordon ayuda a descubrir a Paul Onions, un “mochilero inglés” que escapó luego de haber sido atacado. Él es la clave. Es una miniserie en dos capítulos que debe ser vista por las actuaciones y la construcción de la trama. En la vida real, la policía cree que Milat cometió más asesinatos, pero no han podido comprobarle nada.

Comentarios