La UNAM marca límites al Taller Coreográfico

sábado, 19 de noviembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- En respuesta a una misiva enviada por profesores del Seminario del Taller Coreográfico de la UNAM (TC UNAM) para conocer, entre otras cosas, el futuro de la escuela fundada por Gloria Contreras, la máxima casa de estudios se deslindó de la relación laboral. Los profesores escribieron una carta el pasado 3 de noviembre dirigida al rector Enrique Graue para conocer el destino del taller, y ahí aluden desde falta de pagos a incertidumbre ante un posible cierre del TC UNAM, que este año cumple 46 años de fundado. Ante esto, la Universidad informó en un breve comunicado de cuatro puntos basado en información del director de Asuntos Jurídicos, Raúl Arcenio Aguilar Tamayo, que la UNAM valora el legado artístico de Gloria Contreras, y por tanto apoyan el trabajo del taller, sin embargo, ante el Seminario del TC: “Cabe señalar que éste funcionó con base en un convenio de colaboración celebrado entre la Universidad Nacional Autónoma de México y la persona moral Seminario del Taller Coreográfico Universitario, Asociación Civil. Con base en este convenio, la Asociación Civil utilizó las instalaciones universitarias para impartir diversos cursos de danza y contrología. “Tal como ustedes mencionan en su carta, fue la persona moral Seminario del Taller Coreográfico Universitario, A.C., quien los contrató para los fines de dicha Asociación Civil. “En virtud de lo anterior, la UNAM no cuenta con los medios ni con las facultades para garantizar los derechos laborales derivados de su relación con dicha Asociación Civil.” Incluso, señala que tienen la disposición de formar un centro de extensión universitaria para actividades de iniciación artística que incluiría danza, y en cuanto exista un proyecto concreto los invitan a postularse como “posibles candidatos a la docencia”. El comunicado se dio a conocer a casi tres meses de que María Teresa Uriarte, actual titular de Difusión Cultural de la UNAM, anunciara en conferencia de prensa a Ángel Rosas como director artístico y a Alejandra Llorente como règisseur del Taller Coreográfico, y con ello una nueva etapa con base en el legado de Gloria Contreras, donde se trataría de vigorizar la presencia de la agrupación a nivel nacional e internacional, así como en los planteles universitarios. Aunque también ahí mismo Uriarte, doctora en Historia del Arte por la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, comentó que dicha agrupación se ha manejado por años con irregularidades por parte de la asociación civil que la conforma. Hace un mes, sin comunicado de por medio, se confirmó que Uriarte dejaría Difusión Cultural el próximo 18 de diciembre, pues buscar regresar a la investigación.