'Animales fantásticos y dónde encontrarlos”: Una cinta mediana para una franquicia exitosa

viernes, 25 de noviembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Dirigida por David Yates, la nueva cinta del universo de Harry Potter, Animales fantásticos y dónde encontrarlos (Fantástic Beasts and Where to Find Them, EU-2016) es únicamente una delicia visual con anécdotas divertidas que funciona únicamente para establecer las bases de una nueva franquicia. El guión, bastante torpe en cuanto a ritmo se refiere, fue escrito por la misma J. K. Rowlin y está cargado de un lenguaje literario que no funciona en el mundo cinematográfico. La historia de esta precuela-spin off gira en torno a Newt Scamander (Eddie Redmayne), quien llega a la ciudad de Nueva York con un maletín mágico --lleno de criaturas fantásticas, peligrosas para el mundo de los no magos--, con un propósito conservacionista. Sin embargo, se topará con un ambiente complicado: los animales mágicos están prohibidos, de hecho hay uno que ha estado causando estragos, lo cual puede dejar al descubierto a los magos y ponerlos en peligro. En las primeras horas de su estancia, uno de los animales fantásticos de Scamander escapa y es sólo el principio de sus problemas, y de una peligrosa aventura. Gracias a lo anterior, nuestro ilusionista inglés conoce a un no-mago llamado Jacob (Dan Fogler) y a la hechicera Tina (Katherine Waterston), quien trabaja para las autoridades del mundo de la magia en Estados Unidos: Macusa (Magical Congress of United States of America) y deberá arrestar a Scamander por sus animales fantásticos. Por otro lado, tenemos al agente Graves (Colin Farrell), de la misma entidad, que parece tener una agenda secreta. Conforme avanza la trama --que ocurre de manera lenta porque la primera mitad de la cinta se va en mostrarnos las criaturas que lleva Scamander en su maletín y en introducir subtramas (una tras otra) que nos dispersan de la trama principal--, vamos viendo que existe una especie de complot que amenaza con destruir el mundo de los magos. La historia de los personajes y sus motivaciones permanece prácticamente oculta durante toda la cinta, y muchos de los cuentos que nos presentan no cierran, por lo que los personajes se muestran deslucidos y simplones; seguramente por miedo a no decir mucho en esta primera entrega para tener algo más que decir en las siguientes películas, porque la historia de Scamander está planeada para contarse en cinco largometrajes. Por si solo el filme no se sostiene, sólo tiene sentido en el marco de las películas por venir, lo cual la convierte en la cinta ideal para los fans condescendientes.