Circo de los Horrores cancela temporada por censura

viernes, 25 de noviembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego de que se les prohibió actuar en Querétaro y Monterrey, donde grupos religiosos y de vecinos presionaron a las autoridades locales para suspender su espectáculo Manicomio, por “satánico”, los integrantes de la compañía española del Circo de los Horrores decidieron cancelar su gira en México y regresaron a su país. En video-conferencia desde España, el director Suso Silva y el resto del elenco y producción del Circo de los Horrores lamentaron que ese tipo de situaciones de censura y libertad de elección sucedan, y consideraron lejano su retorno en otra temporada artística. Silva aseguró de que a pesar de la mala experiencia en México, ellos jamás se autocensurarían y tampoco buscarían cortar o hacer un show más ligero. “Yo soy quien soy. Se me gusta, se me quiere, se me acepta así o se me odia, pero normalmente causo mucha curiosidad y todo mundo quiere ver nuestro trabajo”. Más de 100 mil espectadores asistieron al primer espectáculo del Circo de los Horrores el año pasado en la capital mexicana, y ya son 2 millones 500 mil personas en el mundo que no han querido perdérselo. El también creador hispano recomendó a los mexicanos exigir que sea respetada la libertad de elección y que ésta no les sea impuesta por alguna autoridad religiosa o de cualquier tipo, “ya que cada quien debe optar por lo que quiere ver a nivel artístico”. Silva resaltó que él mismo se considera católico, y que desde su llegada pusieron en claro “que encarnarían personajes de ciencia ficción y no querían herir susceptibilidades morales, religiosas ni políticas”. Cuando Suso Silva llegó al país en octubre para esta temporada 2016, aseveró en entrevista para Proceso: “Nosotros intentamos hacer un humor y plasmar aquí en El Manicomio una locura mucho más sana, donde con la gente intentemos volvernos un poco locos, que nos dejemos de rutinas, de aburrirnos y de perder el tiempo. ¡Volvámonos locos! Aprovechemos el tiempo que nos ha tocado vivir, seamos felices y no seamos agresivos.” En la conferencia emitida ayer desde Madrid para México y Guadalajara, de manera simultánea, el productor Manuel González aprovechó para delatar el origen de la problemática que surgió en Monterrey: “No somos capaces de comprender qué ha pasado en México, qué hemos hecho mal. Todo nos hace indicar que un sacerdote inició una campaña de desprestigio, inició una campaña de falsedades, de mentiras. Esa campaña ha calado, y ha calado hondo en cierta parte de la sociedad de México, por supuesto una minoría, porque la mayoría nos respalda y sentimos su cariño.” Adelantó, sin embargo, que el 11 de diciembre darán una última función en Guadalajara, como despedida. (Texto solicitado a César Muñoz Valdez para nuestros lectores)

Comentarios