Recuerdan al líder de la Revolución Cubana

sábado, 26 de noviembre de 2016
GUADALAJARA, Jal. (proceso.com.mx).- Previo a la entrega del premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2016 que este año se entregó a Norman Manea, el presidente de la Feria Internacional del Libro, Raúl Padilla López mencionó en su discurso que el reciente fallecimiento del líder revolucionario cubano, Fidel Castro marca el fin de una época que le dio a Latinoamérica una proyección mundial. “No puedo dejar de mencionar el reciente fallecimiento de Fidel Castro, es un acontecimiento que marca el fin de una época, que le dio a Latinoamérica una proyección mundial. En el mundo se generó una gran expectativa de lo que en el Caribe se estaba gestando y, sin duda, su personalidad tuvo una influencia determinante en América Latina y la efervescencia cultural en Cuba en el boom de la literatura latinoamericana”, expresó el también exrector de la Universidad de Guadalajara. Añadió Padilla López que "la historia juzgará el derrotero de la Revolución Cubana y la impronta de Castro, pero el futuro de Cuba es de interés para todos los latinoamericanos. Nunca las ideas pueden florecer en el totalitarismo, sin libertad no hay creación. En lo que venga para el pueblo cubano, los mexicanos estaremos, como siempre hemos estado, nuestra solidaridad está por encima de las ideologías, enviamos nuestras condolencias al gobierno cubano". También en su discurso de inauguración de la FIL en su edición número 30, hizo referencia a la política que asumirá el próximo presidente de la unión americana, Donald Trump quien ha mostrado su desprecio a los inmigrantes, en especial a los mexicanos. “Frente al supremacismo racial y el neonacionalismo que ha generado un clima de exclusión y proteccionismo xenofóbico en Estados Unidos, México y América Latina deben mandar una señal inequívoca, primero de unión y después de unidad para enfrentar con éxito los tiempos por venir”. El acto protocolario de inauguración se llevó a cabo en el salón Rulfo, a donde acudieron diferentes personalidades, entre ellos el premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa; el premio Cervantes, Fernado del Paso y el escritor rumano, Norman Manea. Además, estuvieron José Narro, quien iba en representación del presidente Enrique Peña Nieto, los alcaldes, de Guadalajara, Enrique Alfaro; y de Zapopan, Pablo Lemus; así como el gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval; y el jefe del gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, entre otros funcionarios. Padilla López también hizo un recuento de cómo inició la FIL, cuando en 1987 participaron 240 casas editoriales que exhibieron 90 mil títulos, acudieron 182 profesionales del libro, se recibieron a 120 mil personas y hubo 83 presentaciones de libros. Treinta años después, en la Feria del Libro, dijo, participan 2 mil casas editoriales de alrededor de 40 países que ofertan más de 400 mil títulos, asisten 21 mil profesionales del libro, se realizan 600 presentaciones de libro, y acuden 800 mil personas a escuchar a los 300 intelectuales, políticos, científicos y líderes sociales que se participan.

Comentarios