Edgar Cano, Oscar Soto y Francisco Valverde, ganadores de la Bienal de Pintura Rufino Tamayo 2016

martes, 29 de noviembre de 2016
OAXACA, Oax. (apro).- Las propuestas plásticas No hay nadie, de Edgar Cano; Montañas de ceniza (de la serie Muerte y transfiguración), de Oscar Rafael Soto, y Monday Afternoon, de Francisco Valverde Prado, ganaron la Bienal de Pintura Rufino Tamayo 2016. Cano, Soto y Valverde Prado fueron galardonados por destacar en su obra cualidades técnicas, manejo de planos pictóricos y soluciones estilísticas. Durante la inauguración de la XVII Bienal de Pintura Rufino Tamayo, en el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO), cada uno de los tres artistas recibió 150 mil pesos como parte del premio. En la ceremonia inaugural de la muestra, integrada por las obras finalistas del concurso, también se otorgaron menciones honoríficas a César Córdova y Kim Young Sun. En esta edición se presentaron 667 propuestas plásticas, de las cuales 53 fueron seleccionadas como finalistas (pertenecientes a 51 artistas). La Bienal es organizada por la Secretaría de Cultura; el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA); a través del Museo Tamayo Arte Contemporáneo; la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca; el MACO, y la Fundación Olga y Rufino Tamayo. El evento tiene como objetivo darle difusión a los creadores finalistas, razón por la cual las piezas seleccionadas serán exhibidas en diversos recintos museísticos de la República Mexicana, en una gira de un año a partir de la ceremonia de premiación en el MACO, que se realizó el pasado viernes 25. Para asegurar la imparcialidad del veredicto se conformaron dos jurados: uno de selección, encargado de elegir lo mejor de la obra registrada e integrado por Dulce María de Alvarado, Saúl Villa y Eric Pérez, y otro de premiación, comisionado para escoger las piezas ganadoras. Éste lo conformaron Manuela Generali, Luis Argudín y Daniel Lezama. Desde 1982, la Bienal de Pintura Rufino Tamayo se ha instituido como un espacio de encuentro de la plástica mexicana y como uno de los concursos más importantes a nivel nacional. La muestra surgió del gran interés del pintor oaxaqueño Rufino Tamayo y del INBA por la promoción y el fortalecimiento del arte contemporáneo de nuestro país.

Comentarios