Charrería es declarada por la Unesco un Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

jueves, 1 de diciembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés) declaró hoy a la Charrería como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. La declaratoria se realizó durante la XI Sesión del Comité lntergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, que se lleva a cabo en Addis Abeba, Etiopía –del 28 de noviembre al 2 de diciembre–, y aprobada por representantes de 24 países. Así, la charrería se convirtió en la octava manifestación viva de México que recibe esta declaratoria. Lo anterior luego de un proceso de más de tres años de gestiones realizadas por la Secretaría de Cultura federal través del INAH y la Asociación Nacional de Charros AC, donde se presentó un expediente con investigación documental y de campo que describe los orígenes de la tradición ecuestre que se remonta al siglo XVI, a raíz del auge de haciendas ganaderas en el centro y norte del país. Según el INAH, “el nombramiento consolida un amplio e incluyente Plan de Salvaguardia, preservación, difusión y desarrollo del patrimonio cultural que se le asocia”. El Plan de Salvaguardia, elaborado por la Asociación Nacional de Charros, en conjunto con representantes de la comunidad, y el respaldo de los gobiernos de Jalisco, el Estado de México y la Ciudad de México, fue clave en el proceso, e incluye medidas como la creación de un Conservatorio de la Charrería, conformado por diversas instancias gubernamentales, académicas y de la sociedad civil que, además de la misma Asociación Nacional de Charros, incluye a la Secretaría de Cultura, a la de Turismo, los institutos de investigaciones Históricas, Estéticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto Nacional de Antropología e Historia, la Federación Mexicana de Charrería, y los institutos mexicanos de la Juventud y para la Mujer. El día de ayer, durante la misma XI Sesión, se dio a conocer a “la rumba cubana” como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por ser “una expresión de autoestima y resistencia y defender el derecho de la diversidad cultural basada en el respeto mutuo”. Ante dicha inscripción, la delegación cubana de la Unesco informó que se dedicaría a Fidel Castro, el líder cubano falleció el pasado 25 de noviembre a los 90 años, y como parte de los nueve días de homenajes que se le rinden en la isla. La XI Sesión del Comité lntergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial se encuentra conformada este año por 24 representantes de los siguientes países: Afganistán, Armenia, Argelia, Austria, Bulgaria, Colombia, Congo, Costa de Marfil, Cuba, Chipre, Etiopía, Filipinas, Guatemala, Hungría, India, Líbano, Mongolia, Mauricio, Palestina, República de Corea, Santa Lucía, Senegal, Turquía y Zambia.