30 Aniversario del Museo Nacional de la Estampa

martes, 20 de diciembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tres exposiciones se exhiben actualmente en el Museo Nacional de la Estampa (Munae), dentro de los festejos por su 30 aniversario. Dos proyectos son colectivos: Monotipos y RH-, mientras que el individual corresponde a Centricidad y excentricidad. Ellos dan fe de la vitalidad que goza este museo dedicado a las artes gráficas en nuestro país. La primera propuesta que recibe al visitante en la planta baja es Monotipos. Confluencias creativas en el Taller del maestro Ramón Durán, con la participación de 9 artistas: Roberto Tostado, Daniel Lezama, Flor Minor, Víctor Mora, Eric Pérez, Alberto Castro Leñero, René Freire, y Arturo Lazcano. El monotipo es una práctica gráfica donde cada pieza es única, las imágenes son impresas con diferentes técnicas (dibujo, pintura, collage), etc. Su impronta única, a parir de una matriz, le otorga un registro particular que podemos constatar en esta muestra de artistas que trabajaron en el taller del impresor y editor gráfico Ramón Durán (Ciudad de México 1963), quien participo en el taller Kyron, dirigido por el litógrafo Andrew Vlady y Beatriz S. de Vlady así como su labor en el taller de Artegrafías Limitadas, fundada por Alejandro Ehrembrg. Su taller se encuentra desde hace 14 años establecido en Aguascalientes. Con un lenguaje propio cada artista presenta una serie de trabajos que proyectan sus propios universos creativos. La segunda muestra (también planta baja) corresponde al trabajo individual de José Antonio Platas, Centricidad y excentricidad. Realizada con varias técnicas gráficas (xilografía, monotipo tinta y gouaches), la geometría característica de la arquitectura árabe, modelos y patrones de decoración de templos y calles de nuestra ciudad, así como los pisos de Basílica de San Marcos, han sido los puntos de partida para trazar un recorrido formal expansivo, lleno de variables y colores. Reflexiones formales alrededor de algunos de los estudios de Rudolph Annheim, cada mosaico que mide 20x20 cm imprime una búsqueda formal diferente. Montados a manera de mural, cada pieza de sus piezas funciona como fragmento y como unidad. Su trabajo recuerda las experiencias visuales que ofrecen los caleidoscopios, donde los patrones, ya sean por sus colores o por sus formas, construyen espacios de múltiples lecturas formales. El texto escrito por Holger Roick complementa y reafirma la propuesta del artista. La tercera exhibición se encuentra ubicada en las galerías del primer piso del museo. HR -.Huella, Repetición e Inversión, que reúne diez gráficas de jóvenes de 30 años (aludiendo al aniversario del museo), quienes de manera fresca y propositiva transitan en el terreno de la gráfica, ofreciendo un proyecto tanto individual como colectivo interesante. La curaduría estuvo a cargo de Juan Bautista Peiró. Partiendo de la idea de que la gráfica, además de ser una huella es también una repetición y una inversión, estas características aquí han sido conceptualizadas, para ofrecer un hilo conductor de cortes singulares. Sus propuestas contienen la unicidad y multiplicidad, así como su referente de obra original y su copia. Los artistas participantes son: Ernesto Alva, Mónica Contreras, Mazatl, Nuria Montiel, José Porras, Darío Ramírez, Jaime Ruiz Otis, Ana Santos, Stinkfish y Laura Valencia. Además de ofrecer un panorama contemporáneo de artistas jóvenes frente a las prácticas gráficas, el nivel de las piezas resulta atractivo. Revela personalidades con características propias y sugerentes. Poéticas, estéticas, conceptuales y sociales, cada participación forma parte del proyecto respaldado por la curaduría estructurada de manera cuidadosa y original. Las tres exposiciones podrán visitarse hasta el 5 de marzo del 2017, en el Munae, ubicado en la Plaza de la Santa Veracruz, detrás de la Alameda Central, en el Centro Histórico.

Comentarios