'La milpa, espacio y tiempo sagrado”, en el Museo de Culturas Populares

miércoles, 28 de diciembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Interesante y necesaria es la reflexión que propone la exposición alrededor del maíz en el Museo de Culturas Populares, en el centro histórico de Coyoacán: Alimento vertebral de nuestra alimentación, obliga a conocer y valorar su poder cultural y biológico hoy. Esta es la tercera muestra sobre el tema que se realiza en el recinto, pues la primera correspondió hace 34 años con El maíz, fundamento de la cultura popular mexicana, de la que se han podido recuperar carteles, amates y grabados, y Sin maíz no hay país, exhibida en el 2002. Se trata de 150 piezas reunidas, que representan el arte prehispánico y popular, así como imágenes, fotografías y un video a través de los cuales podremos reconocer el carácter biocultural y simbólico del maíz. Los visitantes podrán acercarse al proceso gracias a que en el recito se incorporó una milpa para dar fe de todos los elementos que la conforman y su evolución, pues debe destacarse que 60 especies de maíz existen en nuestro país. La curaduría, creativa e inteligente, corresponde a Cristina Barros y Marco Buenrostro, quienes han estructurado, a partir de reflexiones puntuales, un panorama en tormo a los diversos significados que aporta el maíz, y los aspectos sociales que se generan dentro de una comunidad, la milpa como espacio comunitario y también como espacio sagrado. La propuesta establece que su duración será conforme a lo que corresponde al ciclo agrícola de la milpa: un año, ya que se trata de conocer en tiempo real el desarrollo de un sistema de cultivo considerado como patrimonio comunitario, el cual existe desde hace más de 7 mil años. Las actividades son varias: desde la danza para la petición de la lluvia, los tiemperos (los que predicen los tiempos de siembra), así como cocineros, artesanos, exposiciones y ventas. En la actualidad se reconoce el valor ecológico del maíz, ya que favorece la siembra simultánea de frijol, calabaza, chile y quelite, así como la proliferación de insectos comestibles, entre otros alimentos, y que no requiere de químicos para su siembra. Dentro de todas las actividades estará la Feria del Tamal, que cumple 25 años; la Carrera de la Tortilla; un ciclo de películas de ficción, y documentales en la Cineteca Nacional, conferencias, presentaciones teatrales y charlas académicas, entre otras. La propuesta ha contado con el apoyo de la Conabio, organismo con 25 años de existencia. El biólogo Jorge Larson subraya que es un homenaje a las millones de milpas que existen en nuestro país y que aportan soluciones a grandes problemas climáticos y de nutrición. El museo se encuentra ubicado en avenida Miguel Hidalgo 289, y la exposición permanecerá abierta hasta el 5 de noviembre del 2017.

Comentarios