Armando Rosas con Alain Derbez, en Querétaro

jueves, 25 de febrero de 2016
SAN JUAN DEL RÍO, Qro. (apro).- El Primer Festival de Trova y Poesía que se llevó a cabo aquí, organizado por la dirección de Cultura y Turismo local, contó como invitados especiales al músico rupestre Armando Rosas y al jazzista Alain Derbez. Por cerca de dos horas y media, ambos deleitaron al público con las canciones de Rosas “El Herraje”, “El Papalote”, “La antítesis del amor”, “Habrá tiempo” o “La cumbia vudú”, y “A muerte”: ésta última composición del también periodista Derbez. Los siguientes fragmentos pertenecen a la entrevista que Armando Rosas ofreció a la agencia informativa Apro, una vez concluido el festejo en San Juan del Río: “Estoy muy contento de participar en el Primer Festival de Poesía y Trova en este bello estado de Querétaro, en primer lugar porque no hay muchos así que mezclen los dos géneros. Personalmente me siento feliz de compartir escenario con mi amigo el escritor y saxofonista Alain Derbez, además de tener la oportunidad de conocer el trabajo de los compositores queretanos como Guillermo alias El Sabino y Adrián Blessman.” --¿Nos puedes platicar acerca del disco que estás grabando? --¡Es el más difícil de mi vida…! Ahora tengo horario completo de chamba y la docencia es muy absorbente, los fines de semana toco, a veces me piden música para otros proyectos, cosa que es padre… “Pero hay un momento que entre la docencia, los encargos y las tocadas ya no tienes tiempo para grabar. Eso es lo que me ha pasado y retrasado mi vida ya siendo adulto; cuando estaba chavo no tenía que cuidar a mi mamá porque no estaba viejita y ahora la existencia adulta me reduce todo eso con los hijos, mira: llevo cuatro años intentando sacar el disco, me meto a estudio pero pronto tengo que dejarlo, luego hago otro esfuerzo y así… Espero que este año ya salga el álbum, lo he terminado de grabar y está en post producción.” --¿Cuál es el nombre del álbum? --El oficio mío. Rosas lo define cual “especie de reflexión sobre este rollo de hacer canciones”, un disco muy personal que contiene suites para piano como “Bailable”, con una pianista “sensacional que se llama Astrid Morales, chava que vive en Texas”. El resto son rolas: “conmigo colabora Georgina Meneses, o Ernesto Anaya que canta una, participan también Adrián Oropeza y como han sido cuatro años, hay mucha gente”. --¿Otros proyectos en puerta? --Hay un video testimonial de mi carrera que está haciendo Jaime Ruiz. A partir de Rupestre, el documental de Alberto Zúñiga, salió una grabación que no conocía yo del Auditorio Nacional, ¿o eran dos? No sé si son de 1984 o 1985, ¡no quiero verlas de hecho, no sé si resista el impacto de verme joven! (ríe con Derbez). “Pero entonces Jaime me dijo: ‘Esta es la joya de la corona’, y como lleva como dos años siguiéndome la pista en los conciertos y ensayos, el proyecto del documental va viento en popa que hasta me da miedo pues es como si ya me fuera a morir.” --¿Cómo comenzó esta camarería con Alain Derbez? --Anduvo desde el inicio de mi carrera, cuando hicimos cosas juntos en los ochentas, ¡no nos hemos demandado y eso está chido! Refiere sus andanzas por Querétaro desde mediados de esa época: “Tenía 25 años de edad cuando por primera vez vine, fue una experiencia muy bonita porque nadie nos conocía y llenamos el Teatro del IMSS con la Camerata Rupestre en la capital queretana. De las primeras cosas fuera de la Ciudad de México y la gente se sabía las rolas. Entonces llega el turno al compositor de “El Rock del difunto”, Alain Derbez, con su típica boina cineasta nos comenta sus planes este año: “Por lo pronto, en 2016 saco una nueva novela, Antes muerto, y espero el próximo publicar otra que se llama Lo que mira Damián”, tienen que ver con el exilio… Además, reeditaré con la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México mi libro Cuentos de la región del polvo y moho, aparte de una narrativa ficción que estoy terminando sobre un jazzista mexicano que se va de mojado a Estados Unidos: Los gallos justicieros. “En cuanto a mis discos, acaba de salir Código Postal en Ediciones Pentagrama, que es un trío que tengo en Xalapa con un guitarrero flamenco, Paco Aragón y la vocalista Messe Merari. Para abril pondremos a la venta otro: Ya con eso, grabado por la Sonora Onozón que está integrada por la vocalista Iraida Noriega y el pianista chiapaneco Gerardo Bátiz.” Se despiden los dos músicos y poetas para emprender su viaje a la Ciudad de México en automóvil propio, sonrientes. (Con información de Felipe Cabello Zúñiga)

Comentarios