Archivo del campechano Piña Chan, patrimonio mundial UNESCO

lunes, 29 de febrero de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El vasto acervo documental que reunió el arqueólogo campechano Román Piña Chan (1920-2001), a lo largo de décadas de exploración e investigación sobre las culturas mesoamericanas, quedó inscrito en el Registro Memoria del Mundo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Son 22 manuscritos sobre el área maya e historia de Campeche; 43 libretas de apuntes, diarios de campo y agendas sobre arqueología; 34 mecanuscritos originales de los artículos y trabajos de investigación publicados; más de seis mil 500 fotografías de la zona y más de 13 mil 500 del México prehispánico, así como 201 dibujos e ilustraciones del área, además de mil 292 dibujos e ilustraciones del México antiguo, y los documentos relativos a las versiones previas de la Enciclopedia Histórica de Campeche. Así se integra este acervo disponible también en línea (página http://romanpinachan.uacam.mx/). Luego de un trabajo de organización iniciado en 2002 por la antropóloga emérita del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Beatriz Barba, esposa de Piña Chan, junto con el doctor en Historia y etnohistoria Iván Urdapilleta, el acervo fue entregado a la Universidad Autónoma de Campeche (UAC), que se encargó de conservar y divulgar los fondos documentales para tramitar las gestiones ante la UNESCO. A través de un comunicado de la Secretaría de Cultura, Enna Verónica Lara Gamboa, coordinadora general de Bibliotecas de dicha Universidad, destacó que el acervo condensa el pensamiento y la labor intelectual de seis décadas del arqueólogo nacido el 29 de febrero de 1920 en la ciudad fortaleza caribeña de Campeche. El especialista --de entre cuyas amplias investigaciones destacan sus sorprendentes trabajos en la Isla de Jaina--, realizó estudios de Biología en el Instituto Politécnico Nacional (IPN), donde conoció al doctor Daniel Rubín de la Borbolla, “quien lo llevó a la carrera de Antropología y lo presionó para que estudiara Arqueología”, según relató Beatriz Barba en una semblanza del fallecido investigador (ver página en la red internet http://www.revistas.unam.mx/index.php/antropologia/article/viewFile/14915/14210): “Fue un destacado mesoamericanista, conocedor de toda la arqueología de la República Mexicana, prolífico escritor que señaló la importancia de cada una de las culturas que formaron nuestra historia antigua; gran maestro, interesante conferencista, magnífico museólogo, pero por sobre todo un gran arqueólogo de campo. Por todas estas características se le considera uno de los más grandes antropólogos de la segunda mitad del siglo XX en todo el mundo”. Sobrino-nieto de Piña Chan, Urdapilleta detalló que el acervo es “un testimonio de la transformación social y del paisaje de más de 160 lugares, entre sitios arqueológicos, pueblos y ciudades de México”. La inscripción del acervo en el Registro Memoria del Mundo de la UNESCO se dio luego de una evaluación hecha por expertos de diversas disciplinas. El registro ha reconocido también el archivo del arquitecto brasileño Oscar Niemeyer, los de la Convención por una Sudáfrica Democrática 1991-1992, el del proceso de negociación multipartidaria de 1993, Música americana colonial de Bolivia, Colombia, México y Perú, y Los Evangelios de Arkángel de 1092 propuestos por la Federación Rosa. Urdapilleta afirmó que se demostró la gran valía de los acervos del arqueólogo pues permiten un acercamiento a la nación mexicana actual a partir del legado de las civilizaciones mesoamericanas. “Decía que, por lo general, cerca de cualquier sitio arqueológico hay un pueblo de gente indígena y pobre en el que no se fija el arqueólogo, quien muchas veces cuida el sitio de los saqueadores. Infundía a sus alumnos la responsabilidad de ayudar a la gente…” Y mencionó que cuando trabajó en Teotenango, Estado de México, entre 1970 y 1975, más allá de la consolidación de la zona arqueológica, Piña Chan encabezó uno de sus estudios interdisciplinarios “más importantes y una serie de acciones” que “sirvieron al progreso de la comunidad”. El archivo digitalizado de Piña Chan puede consultarse gratuitamente en el sitio de internet http://romanpinachan.uacam.mx, donde se encuentran también los acervos de Pedro Sainz de Baranda, Juan de la Cabada, la Hemeroteca Histórica Campechana, la Colección Los Investigadores de la Cultura Maya, el Proyecto Arqueológico Calakmul, Proyecto Arqueológico Oxpemul, Publicaciones de la UAC, y un acervo abundante de entrevistas y programas de Radio UACam.

Comentarios