'Corpus. La belleza de lo imperfecto”, en San Ildefonso

martes, 15 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- "Corpus. La belleza de lo imperfecto", es el nombre de la muestra del escultor mexicano Javier Marín (Michoacán 1962) que se exhibe en el Antiguo Colegio de San Ildefonso en el Centro Histórico. Han sido seleccionadas alrededor de 48 piezas producidas entre 1998 y 2015 --trabajo que corresponde tanto a esculturas de diferentes dimensiones como a algunas instalaciones--, con materiales distintos como bronce, madera, resina de poliéster, así como mezclas de elementos orgánicos e inorgánicos. La búsqueda y la experimentación de la figura humana son y siguen siendo el eje vertebral de su expresión desde hace varios años. Sus propuestas escultóricas profundizan formal y conceptualmente los cánones de belleza establecidos para transgredirlos, y desde ahí elaborar un lenguaje propio. La curaduría estuvo a cargo de Ery Camara, crítico de arte, museógrafo y coordinador de exposiciones del museo. Cabe resaltar que la propuesta de Corpus. La belleza de lo imperfecto, es que a través de la exhibición del proceso creativo el visitante conozca más de cerca el trabajo del artista, práctica contemporánea donde éste y el público se colocan en un espacio diferente, abriendo un diálogo distinto. Marín cuenta con más de 90 exposiciones individuales y colectivas en nuestro país y en el extranjero, y ha expresado lo siguiente en relación a su trabajo: “Me interesa el vehículo que la escultura presenta para acercarme a la gente que va a escuchar o tratar de entender o apreciar lo que hago. La figura humana es mi mejor aliado en eso. Creo que es una de las formas más identificables para cualquiera. Ejercer la libertad al máximo, la libertad que me da este trabajo que depende de mí, tiene que ver con tener libertad de crear estos personajes que a lo mejor pertenecen a una raza fantástica.” La obra se exhibe como complemento de una exposición de la escultura De 3 en 3, conformada por tres cabezas monumentales en bronce a la cera en la plaza Seminario, ubicada a un costado de la Catedral Metropolitana. Pertenecerá abierta al público hasta el próximo domingo 20 en el antiguo Colegio de los Jesuitas, ubicado en Justo Sierra 16, Centro Histórico, Ciudad de México.

Comentarios