Las cenizas de García Márquez reposarán en el Claustro La Merced, en Cartagena

martes, 22 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las cenizas de Gabriel García Márquez llegarán el 22 de mayo a Cartagena, en Colombia, donde reposarán para siempre en el Claustro La Merced, con 400 años de historia, entre murallas, brisa y mar, como fue deseo del creador de Macondo. La Merced es un claustro cuya construcción se inició entre 1617 y 1625, en la zona centro, que se conoce como Las Murallas de Cartagena, con una panorámica hacia el mar caribe. El inmueble, patrimonio cultural de los colombianos, es parte de los bienes de la Orden Nuestra Señora de La Merced, que hizo las primeras obras dentro del claustro. “Tenemos información, no de fuentes primarias sino secundarias, que una de las voluntades del Nobel era que sus cenizas fueran ubicadas en la ciudad de Cartagena”, aseguró el rector de la Universidad de Cartagena, Edgar Parra, en entrevista con Notimex, “que sus cenizas permanecieran en un recinto cercano a su casa. La casa del Nobel está a 200 metros del Claustro de la Merced”, que hace parte de la Universidad de Cartagena. “La esposa del Nobel se llama Mercedes, el claustro La Merced. Entonces sí hay evidencias que su voluntad en vida fue que el destino final de sus cenizas fuera la ciudad de Cartagena”, dijo el rector. En julio del 2015, el Consejo Superior de la Universidad de Cartagena aprobó por unanimidad la construcción del mausoleo en la plaza central del Claustro La Merced, cuyas obras se iniciaron en diciembre pasado. El diseño de la obra recibió el visto bueno de la familia García Márquez y contó con la aprobación del ministerio de Educación para que se iniciará la obra con recursos de los Planes de Fomento a la Calidad provenientes del Impuesto sobre la Renta para la Equidad, (CREE). La obra, en la que se destinaron 517 millones de pesos, unos 167 mil dólares aproximadamente, está a cargo de la Facultad de Ingeniería Civil de la Universidad y de la arquitecta que diseñó el proyecto. El busto del autor de “Cien Años de Soledad” estaba programado para que recibiera las cenizas del Nobel en marzo del 2016, con ocasión del natalicio del escritor (6 de marzo de 1927), pero la fecha fue pospuesta para el 22 de mayo próximo porque en el sitio fue hallado un aljibe que data de los años mil 600. Los interventores de la obra reportaron el hallazgo de un aljibe debajo de la tarima que se encontraba ubicada en el patio central, donde se construye el mausoleo, y sugirieron que debía ser parte del proyecto por la importancia del mismo, a lo que las directivas de la institución y los familiares de García Márquez accedieron inmediatamente. “En el lugar, los ingenieros y arquitectos, encontraron un gran domo que cubre el aljibe, lo más impresionante fue una tapa en perfecto estado que tenía este pozo, que al removerla, muestra claramente una figura en forma de cruz, posiblemente de origen celta. Sin embargo, los historiadores se están ocupando de identificar claramente el origen”, explicó el rector. Dentro del aljibe que tiene tres metros de profundidad, además de encontrarse 60 centímetros altura de agua, y el cristo tallado en la parte superior izquierda y las manchas del agua; se hallaron una bala de cañón, restos óseos, botellas y clavos. Estos hallazgos serán reunidos para adecuarlos en un museo de sitio. “Este importante proyecto será de gran beneficio para la Universidad, la Ciudad y el país, ya que permitirá la creación de una agenda cultural alrededor de la vida y obra del Nobel de Literatura”, sostuvo el rector. En este proyecto inciden “muchos aspectos, entre ellos bienales, la cátedra Gabriel García Márquez, todo lo que podamos hacer conjuntamente con el Ministerio de Cultura, la Escuela de Periodismo Gabriel García Márquez y con varios sectores y entidades”. “El año entrante se celebrará el XII Seminario Internacional de Estudios del Caribe y esta es una buena oportunidad para el Primer Seminario Internacional de la Vida y Obra de García Márquez”, anunció Parra. La Universidad de Cartagena también tiene propuestas para que varios sitios del Claustro La Merced, lleven nombres de sitios y personajes de “Cien Años de Soledad.

Comentarios