Últimos días para ver Duelo de Francisco Toledo

viernes, 25 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO, (apro).- Visitada por 152 mil 996 personas desde su inauguración el pasado 22 de octubre, la exposición Duelo, de Francisco Toledo (Oaxaca, 1940), llega a su fin este domingo 27 de marzo en el Museo de Arte Moderno (MAM), ubicado en Chapultepec. La exhibición, conformada por 95 figuras de cerámica, da muestra del sentimiento e indignación que el artista juchiteco tiene ante la violencia que ha azotado al país, desde los años setenta hasta los hechos más recientes como la ejecución a manos de militares de 22 personas en junio de 2015 en Tlatlaya, y la desaparición forzada en septiembre de 2014 de 43 jóvenes estudiantes de la normal de Ayotzinapa, Guerrero. Según información del MAM, difundida a través de un comunicado de la Secretaría de Cultura del gobierno federal, esta colección es resultado de un trabajo realizado por Toledo durante 2015 en el Taller Canela del maestro ceramista Claudio Jerónimo López, ubicado en el Centro de las Artes de San Agustín (CaSa), en Etla, Oaxaca. Con éste, el artista y activista social retoma la expresión artística en cerámica de alta temperatura a la cual no se dedicaba de lleno desde los años ochenta del siglo pasado. A través del barro y el color rojo, que predomina en las obras como una evocación de la sangre y contrasta con tonos grafitos y ocres, Toledo --de 75 años de edad-- manifiesta su asombro ante la violencia, el dolor y la tortura, “que se vive en el mundo entero”, destaca  la información Y es que desde la apertura de la muestra, las autoridades e instituciones oficiales evadieron el tema de la violencia en México. Tanto María Cristina García Cepeda, directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes, como Rafael Tovar y de Teresa, secretario de Cultura, enfatizaron la obra ética y estética, y la figura de Toledo como uno de los artistas más destacados de la actualidad, pero no hubo referencias al contenido de la exposición, consignó en su momento la reportera Niza Rivera, en la agencia apro: “No hubo comentario sobre el tema mismo de la obra: la crítica a la violencia en el país, de casos sin respuesta desde la década de los setenta en Juchitán, pasando por los asesinatos y levantones en Oaxaca durante el gobierno del priista Ulises Ruiz, historias de desaparecidos que se han olvidado después de que se publican en los diarios, hasta la matanza de civiles en Tlatlaya a manos de militares, y los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa.” La información de la Secretaría de Cultura dice ahora: “El visitante es recibido con la pieza de un cañón cuya punta o carga con ruedas luce amordazada y ensangrentada.” Detalla que se encuentran también los bestiarios que forman parte de su repertorio iconográfico, al cual añade elementos como mecates, urnas, rostros dolientes, sin ojos, cuerpos agredidos, e imágenes desgarradoras que retratan el sufrimiento. Duelo puede visitarse este viernes, sábado y domingo, de 10:15 a 17:30 horas en el MAM, ubicado en Paseo de la Reforma, primera sección del Bosque de Chapultepec, frente al Museo de Arte Rufino Tamayo). El costo de entrada es de 60 pesos, y es gratuita con credencial de profesor, estudiante e INAPAM. El domingo será libre para todo el público.

Comentarios