INBA repondrá función de El Lago de los Cisnes que suspendió por frío

jueves, 3 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Después de la suspensión de la función del miércoles del Lago de los Cisnes, donde el público mostró su molestia al grado de arrojar algunos asientos a la isleta menor del Bosque Chapultepec, el Instituto Nacional de Bellas Artes (INA) se pronunció al recordar que las presentaciones siempre han estado sujetas a cambios por mal clima. En esta ocasión, ofreció, se repondrá el espectáculo para el próximo martes 8. “Previo a cada función se informa al público, en la entrada del Bosque de Chapultepec, en el área de corte de boletos y entre las llamadas previas al inicio del espectáculo, que por seguridad de los bailarines (de la Compañía Nacional de Danza), si baja la temperatura o llueve, se suspenderá la función para evitar que los bailarines puedan sufrir algún percance, así como para garantizar su integridad”, se destaca en el aviso firmado por Roberto Perea Cortés, director de Difusión y Relaciones Públicas del instituto, y enviado vía correo electrónico. La molestia del público --según se puede apreciar en un video que circula en internet-- fue porque pasada una media hora de función, que inició a las 20 horas, se encendieron las luces y por altavoz se escuchó una voz que informó: “Por causas climáticas se cancela la función sin posibilidad de reembolso”, lo que irritó a los espectadores. Lo anterior ocurrió aunque previo al inicio del espectáculo se anunció que la función podría ser cancelada si la temperatura descendía a menos de 12 grados, y sin posibilidad de reembolso si pasaba media hora de función, lo que al parecer se cumplió entre el frío y un poco de lluvia. Tras el anuncio se desataron desde rechiflas hasta gritos de “¡fraude!” y “¡robo!”, que subieron de tono a la exigencia para que las autoridades respondieran por la función cancelada y entre gritos de ¡“No nos vamos a mover si no salen”. En el aviso del INBA no hubo mayor explicación del incidente, excepto que “las condiciones climáticas no eran favorables y ponían en riesgo la seguridad y la salud de los bailarines de la Compañía Nacional de Danza” y, ante la molestia reflejada en diversos medios de comunicación, se dieron las siguientes opciones: Reponer la función para el próximo martes 8 a las 20 horas ingresando con los mismos boletos de la función cancelada, o bien solicitar el reembolso a través del sistema donde el público adquirió sus entradas. “Esta práctica ha venido operando y así continuará cuando sea necesario suspender una función por los motivos anteriormente expresados”. Así, cuando se llegan a suspender un espectáculo, el INBA da la opción de reembolsar el costo del boleto o cambiarlo para cualquier otra fecha disponible del resto de la temporada, según se informó.

Comentarios