Cinema Uno, plataforma para el cine independiente

sábado, 21 de mayo de 2016
Aunque es más que nada promotora, Paula Astorga, la exdirectora de la Cineteca Nacional, ahora al frente del primer festival de cine en línea latinoamericano, confía en entrevista que siempre ha pensado el cine como un todo (se produce, discute, promueve, distribuye, exhibe y presenta). De ahí que aceptara el reto de capitanear esta plataforma mexicana con unos 400 títulos, de los cuales 35% son nacionales. CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- La plataforma digital mexicana CinemaUno.com busca, a decir de su nueva directora Paula Astorga Riestra, fomentar la cultura fílmica y brindar nuevas ventanas, apoyos de exhibición para el cine independiente nacional e internacional. La también responsable de Distrital Festival (el primer festival de cine en línea de Latinoamérica) asienta que ambiciona “formar públicos, porque aún es muy pequeño el número de usuarios”. Y destaca que “hay que entender esos mecanismos de exhibición en internet que de repente parece que están a la mano de todos y que todo mundo ya lo súper asimiló, pero no es cierto, hace falta mucho trabajo y hay una gran área de oportunidad”. Promotora cinematográfica, se entusiama con CinemaUno.com porque la concibe en términos de todo el país: “Es decir, no es un suceso pequeño o local, es para todo México, e incluso para otros países.” Esta plataforma fue lanzada en julio de 2015 y desde marzo pasado Astorga Riestra está al frente del proyecto, y explica que aceptó el reto después de que Distrital Festival fue un éxito en dicha página, ya que los cuatro largometrajes y dos cortos de México que difundió, tuvieron 998 visitas, “se vieron en Australia, Argentina, España, Francia, Hungría, Japón y Rusia”. No entiende bien cómo funciona el que hayan sido vistos tan lejos, pero le pareció increíble que 300 espectadores de Hungría tuvieran acceso a esas siete cintas mexicanas. Y agrega: “Con Distrital trabajamos súper bien con CinemaUno.com, y justo a partir de ese triunfo me llamó la atención la plataforma. Lo que más me tocó es que es un grupo de empresarios jóvenes que empezaron ese espacio en internet hace tres años, lo desarrollaron con tecnología mexicana, en Monterrey. Les encanta el cine de arte y para ellos debe haber una opción. Me entusiasma que tienen muy clara su línea editorial y desean con el proyecto desarrollar el cine. Les gustan mucho los festivales, quieren trabajar la distribución, les encanta la exhibición y entienden la plataforma no como un mecanismo único, sino como parte de un sistema que quieren desarrollar, y esa es un poco mi visión. “Aunque soy más promotora, siempre he pensado que el cine se produce, discute, promueve, distribuye, exhibe y presenta. Hay que entenderlo como un todo. En ese sentido me entiendo muy bien con ellos y compartimos esta idea de forjar un proyecto que puede crecer pensando en el cine y en su cadena de valor con esa horizontalidad.” CinemaUno.com estrena una sección de distribución con las películas La maldad (México, 2015), ópera prima de Joshua Gil, y Belle e perduta (Italia, 2015), de Pietro Marcello. También ofrece una retrospectiva de Roberto Rossellini, uno de los directores más importantes del neorrealismo italiano, conformada por 10 títulos restaurados y remasterizados, filmes derivados de The Rossellini Projec, a partir de una colaboración entre Cinecitta Luce, CSC-Cineteca Nazionale, Cineteca di Bologna y The Coproduction Office. Las películas son Roma, ciudad abierta (1945), Paisá (1946); Alemania, año cero (1948); El amor (1948); Stromboli, tierra de Dios (1950); La máquina matamalvados (1952); Viaggio in Italia (1954), Ya no creo en el amor (1954), India (1959) y Entrevista con Salvador Allende: la fuerza y la razón (1971). –¿Qué lugar ocupa el cine mexicano en CinemaUno.com? –¡Es muy importante! En la plataforma hay alrededor de cuatrocientos títulos, de los cuales casi la mitad es de Latinoamérica, de estos alrededor de un 35 % son de México. Hay muchos largometrajes y cortos independientes, no es la filmografía del Estado, hay de todos lados, ¡eso me encanta! CinemaUno.com ha comprado muchas películas al productor directamente. –Ante la urgencia de difusión, ¿es complicado incluir al cine iberoamericano en la página? –Es un riesgo y es un reto enorme. A través de los 15 años que llevo haciendo festivales estoy muy convencida de que sí hay un público, pero también sé que es un público al que hay que estimular e inspirar mucho, en el que hay que invertir y tener paciencia. El equipo que funda CinemaUno.com lo entiende bien, no hay una presión de prisa, están dispuestos a esperar. Al conversar con ellos creamos Cinema Uno Distribución y estamos organizando ciclos de cine y festivales. Estamos aliándonos y apoyando festivales, como el Internacional de Cine en el Desierto en Hermosillo (del 11 al 15 de mayo), después estaremos en el de Monterrey (del 22 al 28 de agosto próximo). Resalta la exdirectora de la Cineteca Nacional que el cine iberoamericano se encuentra en un momento fantástico: “En términos de diversidad y de calidad está al cien. Estamos en una nueva etapa, hay la cantidad y la calidad de producción suficiente para dejar de pensar que si no se va a Cannes, la película no vale. Es el momento de bordar muy bien las relaciones entre Latinoamérica y México e incluir a Centroamérica, y dejar de pensar que si el filme pasa por Berlín o Cannes entonces es suficientemente bueno. ¡Ya no necesitamos eso!, debemos madurar en ese punto porque las generaciones que vienen están increíbles. “En México existen 102 festivales, lo mismo pasa en Argentina, Brasil, Colombia. Existe mucha gente de mi generación y más abajo encabezando los festivales, y es en la sociedad donde se está desarrollando una política para el audiovisual en la que por lo menos los mecanismos de apoyo se están ideando, desde la necesidad real de los cineastas y desde los promotores.” Las paradojas –De toda esta producción en español, ¿qué lugar ocupa el cine mexicano? –México, como siempre, está lleno de paradojas. En términos de producción, promoción y distribución hay una importante de oportunidad. Pero por otro lado festivales de cine como el de Morelia, Ambulante o DocsDF, los cuales empezaron como iniciativas más allá de las agendas de los gobiernos, han hecho una magnífica labor. Son referentes muy importantes y dan cabida al cine mexicano de manera muy loable. Sin duda hay que trabajar mucho en la distribución y la exhibición, hay que seguir insistiendo. “El internet es parte de las herramientas con las que nos podemos intentar defender. De lo que se produce, distribuye y exhibe a nivel nacional, nos encontramos varios años atrás de donde podríamos estar. Hace falta labor institucional de manera definitiva. Y la cantidad de premios y reconocimientos que obtienen los cineastas mexicanos es algo excepcional y muy constante. Eso es parte de las grandes paradojas. Hollywood quiere más mexicanos y los europeos quieren meter más dinero en los proyectos independientes, porque en términos del contenido todavía esta parte de exportar nuestras miserias sigue muy en boga, y creo que es algo que debe empezar a transformarse porque hay otras historias sin esos elementos violentos. Los apoyos institucionales son un poco excluyentes en términos del porcentaje de proyectos que reciben, pero lo que pueden apoyar es mucho, tampoco me parece que hay que quejarse tanto.” –¿Cómo va a funcionar Cinema Uno Distribución? –La idea es funcionar como cualquier otra distribuidora, con todas las ventanas. Llevar las películas al cine o a la televisión, editar tal vez un Blue-Ray o DVD. Es decir, tendremos todos los derechos. Ahora tenemos La maldad, y Bella e perduta. Así que empezamos con esas dos. El catálogo con el que venía trabajando en mi asociación civil Circo 2.12 contiene doce películas mexicanas, y ya elaboramos una transición para que pasen a formar parte de los proyectos que vamos a impulsar desde CinemaUno.com. Sobre los largometrajes que ofrece la página de Rossellini, platica que la Cineteca Nacional adquirió los derechos de esos 10 filmes para el territorio nacional: “CinemaUno.com adquirió los derechos en línea de los diez títulos y de esa manera pudimos tener seis abiertos y gratuitos durante Distrital Festival a principios de este año, y después ya se completaron todos los materiales y ya los lanzamos.” Anuncia que por el momento la base más grande de usuarios de CinemaUno.com se encuentra en la Ciudad de México y en Monterrey. Subraya que las plataformas van despacio todavía: “En algún momento van a despegar. La relación de las plataformas en internet y la televisión digital, los famosos Smart TV, es cada vez más íntima. Netflix abrió un cómo, y las televisiones ya tienen internet integrado y se conectan directo a una señal. Los hábitos de consumo del audiovisual están en proceso profundo y definitivo de cambio. La televisión cambió y la relación cine y series es cada vez más íntima. Las series que ya son nuestros grandes éxitos cuentan con una dosis fundamental de lenguaje cinematográfico, son mucho más cine, y muchas veces son menos productos televisivos aunque a veces funcionan como producto para la tele.” Asegura que hay una evolución en los lenguajes de la cual las plataformas son parte. También subraya que los mecanismos de producción se han desarrollado: “Un chavo con un iphone puede filmar un largometraje y mostrarlo en un festival o una plataforma comercial o independiente. Ahora, la verdad, los límites son mínimos. Por ejemplo, si alguien en Tijuana crea un corto con su celular y lo pone en You Tube, en tres horas lo ven en Hungría o Rusia. La tecnología es una maravilla.” La página completa es https://cinemauno.com/ y Facebook se encuentra como Cinema Uno y en twitter es @Cinema_Uno.

Comentarios