Entregan el 'Joaquín Xirau Icaza” al poeta Miguel Maldonado

martes, 24 de mayo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El poeta poblano Miguel Maldonado fue reconocido con el Premio Joaquín Xirau Icaza en su edición 2016 por su obra El libro de los oficios tristes. La entrega se realizó en el auditorio Alfonso Reyes de El Colegio de México en presencia de Rafael Tovar y de Teresa, secretario de Cultura federal; del escritor Ramón Xirau y su esposa Ana María Icaza; Gustavo Vega, secretario general de El Colmex, y los escritores Juan Villoro y Adolfo Castañón. Los miembros del jurado fueron los autores Adolfo  Castañón y Juan Villoro, quienes coincidieron en que la obra de Maldonado es “risueña, melancólica y al mismo tiempo muestra numerosos niveles para compartir imágenes con el lector.” Castañón dijo que El libro de los oficios fue seleccionado entre 37 participantes y es un álbum de estampas y viñetas que crea un universo que se inscribe en una estirpe de grandes poetas y donde hay una belleza alcalina con poemas como El globero. Villoro dijo que las cosas fugitivas y pequeñas que definen nuestra vida son parte de la obra de Miguel Maldonado, al ocuparse de quienes venden sus cabellos para crear pelucas, recogen la basura o se convierten en ayudantes de ayudantes: “Los trabajadores de Maldonado son los que piden algo de algo para ganarse la vida, el lavaplatos, el ser anónimo que desaparece y cuyo esfuerzo es ignorado… Es un libro para entender y premiar el rigor de esos oficios que hacen que la vida siga gracias al empeño y el tornillo necesario”, dijo al respecto. Miguel Maldonado (1975) es originario de Puebla y entre sus obras se encuentran La carne propia y Ciudadela. El autor afirmó que su obra ganadora está inspirada por los trabajos que llevó a cabo para pagar sus estudios en Canadá y Kenia, y sobre los oficios justos y los trabajos que parecen más importantes que otros y que son discriminados. Sobre esto refirió: “Agradezco al jurado por considerar que este libro requería algo de atención y las vivencias que me han marcado, comenzando por mi natal Puebla, donde fatigué las calles y encontré guías espirituales y es mi botón de muestra este libro que reflexiona sobre una sociedad más justa, un modesto intento por construir un puente comunicante”. El premio fue instituido por Ramón Xirau y Ana María Icaza, en memoria de su hijo, el poeta y economista Joaquín Xirau Icaza, como un detonador para apoyar al nuevo talento poético en nuestro país.

Comentarios