Concluye temporada la obra teatral 'Remedios para Leonora”

jueves, 26 de mayo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Con un lleno absoluto, que obligó a disponer de lugares extra e incluso a dejar a gente fuera, concluyó esta noche en el Teatro El Milagro, la primera temporada de la obra Remedios para Leonora, de la dramaturga Estela Leñera Franco, quien agradeció al final de esta última función el apoyo de los espectadores. Dirigida por Gema Aparicio, y con las actuaciones de Gabriela Betancourt como Remedios Varo (1908-1963) y de Bertha Vega como Leonora Carrington (1917-2011), la puesta en escena relata un encuentro onírico entre las pintoras representantes del movimiento surrealista. A través de sus interpretaciones intensas, las actrices llevan al escenario pasajes de la vida de ambas artistas, quienes compartieron una amistad, la guerra en Europa, la huida de los nazis, el encierro, la primera en la cárcel y la segunda en el manicomio, el exilio, su refugio en México, además de amistades como la fotógrafa Kati Horna, el poeta francés Benjamín Péret o el escultor Edward James, autor de las obras en Xilitla, San Luis Potosí. La obra es resultado de una investigación hecha por Leñero Franco, crítica teatral del semanario Proceso, quien en entrevista con la reportera Niza Rivera al inició de la temporada apenas hace un mes, señaló que la historia es más lírica que biográfica: “Conocía las obras de ambas, pero cuando me adentré en el estudio de sus vidas y la amistad que tuvieron me inquietó la forma en que vivieron estas mujeres: en total libertad creativa y personal, que rompieron con convencionalismos sociales para dar espacio a la imaginación y plasmarlo, porque pienso que sólo con esa libertad fueron capaces de hacerlo pictóricamente, eso fue lo que me llamó la atención. “Sus trabajos en la pintura, sus experiencias de vida, y sus gustos esotéricos las unió mucho, esa amistad y unión creativa fue lo que me llamó y alentó a hablar de ellas con una visión lírica, esa fue mi búsqueda.” La directora Gema Aparicio le contó a su vez: “No es una biografía ni teatro documental, no hablamos de sus vidas, es más cercana a una cierta ficción e hipótesis que te hace preguntarte: Si fuera posible encontrarnos con gente que ya murió o que ya no vemos, ¿qué le diríamos? Es mi lectura del texto de Estela e independientemente a la travesía sobre la amistad, pues las amistades perduran más allá de los años y los tiempos. “De esta manera el escenario se convierte en un espacio delimitado por un suelo que semeja un octágono, una especie de isla dentro del escenario, y a partir de ahí todo alrededor son los pasajes de la historia, donde todo es posible, y el teatro es eso, justamente un lugar donde todo es posible.” Al agradecer la asistencia del público la directora recordó que el 25 de mayo se cumplen cinco años de la muerte de Leonora Carrington, quien falleció en la Ciudad de México a la edad de 94 años, y expresó su deseo de que se ofrezca a la puesta escénica una nueva temporada de presentaciones

Comentarios