Inauguran exposiciones mexica y maya en el Museo del Templo Mayor

viernes, 27 de mayo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los más recientes descubrimientos del Centro Histórico de esta ciudad y la zona maya forman parte de las muestras temporales Revelaciones de la arqueología mexica y Oxtankah. Lujo y poder, que a partir de hoy se pueden visitar en el museo del Templo Mayor. Revelaciones de la arqueología mexica da cuenta de los hallazgos de la última década resultado del Programa de Arqueología Urbana (PAU) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) a 25 años de su existencia, el cual se enfoca en el estudio, investigación y trabajos de salvamento arqueológico en el corazón del Centro Histórico de esta ciudad inaugurado en octubre de 1987. La exposición da a conocer vestigios como el Calmécac, antiguo colegio para nobles; el descubrimiento del templo principal del dios del viento, Ehécatl, así como uno de los más recientes: el gran Tzompantli. En la inauguración el investigador emérito del INAH, Eduardo Matos Moctezuma, iniciador del Proyecto Templo Mayor, y miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, celebró la existencia del PAU, y recordó que gracias a sus trabajos se han recabado vestigios impresionantes que nos permiten conocer lo que era el antiguo recinto ceremonial de Tenochtitlan, que tuvo hasta 78 edificios, entre ellos el Templo Mayor. En el caso de Oxtankah. Lujo y poder, de acuerdo con María Teresa Franco, titular del INAH, presenta “una prenda ritual sin precedente, compuesta por más de mil 600 cuentas de concha que fueron trabajadas por expertos artesanos mayas en tiempos prehispánicos para semejar la piel plateada de un pez”. Las excavaciones realizadas por Hortensia de Vega Nova en la cámara mortuoria tumba 1 permitieron localizar el cuerpo de un distinguido dignatario de Oxtankah, quien portaba una capa que cubría su pecho y hombros con más de mil 600 cuentas circulares de un milímetro de espesor con perforación al centro y pulidas en concha nácar. El descubrimiento y la restauración del ajuar hecho a mano permitió “recuperar con éxito la forma original de la vestimenta, la cual por primera vez se exhibe al público, misma que por su belleza, su significado y elaboración a manos de artistas prehispánicos, sin duda pasa hoy a formar parte de las piezas emblemáticas del mundo maya”, dijo Franco. El Museo del Templo Mayor abre de martes a domingo de 9 a 17 horas, con entrada libre a estudiantes, maestros y adultos mayores con credencial vigente. Los domingos son de entrada libre al público en general.

Comentarios