Acusan mala administración y acoso en Centro de las Artes de Santa Úrsula, de Coyoacán

martes, 3 de mayo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Talleristas del Centro de las Artes de Santa Úrsula (CASU) de la delegación Coyoacán, presentaron hoy una queja ante la Quinta Visitaduría de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) por mala administración del espacio, amenazas y hasta hostigamiento sexual. La queja, de la cual apro tiene copia, se amplió en el expediente CDHDF/V/121/COY/14D602 y fue firmada por Rebeca Mundo Peralta, profesora del taller de ballet y danza, Sofía Angélica Silvia, alumna del mismo. De acuerdo al oficio, la tallerista expresa malos tratos, acoso laboral, y difamación al exponer sus datos en cartulinas afuera del recinto acusándola a ella y otros profesores de violentos. Mientras que la segunda alegó un mal mantenimiento al espacio, mal trato a usuarios por parte de servidores del CASU para brindar el mínimo de información, personal que ingiere alcohol dentro de las instalaciones, y hostigamiento al percatarse de miradas lascivas por parte de trabajadores. De acuerdo a Mundo Peralta, fundadora de proyectos en el CASU (http://casuweb.wix.com/casu#!) que abrió sus puertas en 2009, acudió hoy con colegas de ese centro a levantar la queja, la acompañaron: Lenin Díaz Gamboa, instructor de Dibujo y pintura; Viridiana Esquivel, de Artes plásticas y Pintura infantil, y Diego Ramirez Garibay, de Técnicas artesanales y Cartonería. Mundo Peralta explicó a Proceso que primero el titular del centro, Raul Sánchez Cabrera, le negó realizar juntas con padres de familia ante lo cual se percató de constante vigilancia por parte de trabajadores, cuyo acoso se intensificó luego de que el pasado jueves 28 ella y los profesores mencionados realizaron una protesta pacífica en el estacionamiento del centro ofreciendo clases al aire libre para visibilizar el trabajo que realizan, ante la falta de difusión, dijo, por parte del centro. “A raíz de eso las amenazas se intensificaron, el viernes pasado se dio de baja al profesor Diego Ramirez Garibay, y después el jefe del CASU y otros trabajadores del centro me quisieron forzar a tener una junta con ellos. “Ayer el centro estuvo todo el día cerrado sin mayores explicaciones negándonos el paso a talleristas y usuarios, y exhibiendo en cartulinas datos míos y de los otros profesores como violentos y acosadores, cuando en realidad hemos sido muy sigilosos”, explicó. Al solicitar una entrevista al titular del centro, Raúl Sánchez Cabrera, la trabajadora del CASU Patricia Soto explicó a esta agencia que no se encontraba, para luego de comunicarse con él vía telefónica, y refirió que en realidad ya no trabaja desde el pasado viernes 29 de abril pues fue destituido, y que no hay nadie que brinde información al respecto. “Aquí todo está en orden y se trabaja bien, el centro está abierto al público de ocho de la mañana a ocho de la noche”, explicó la mujer. --Pero ayer cerraron a usuarios… --“Sí, ayer se cerró pero ahorita estamos bien, y no hay problema”, finalizó. De acuerdo a Rebeca Mundo Peralta, en las cartulinas pegadas ayer afuera del centro por trabajadores del CASU se pide la restitución de Sánchez Cabrera, “pero pienso que es una jugada política sólo para sacarnos”, explicó. Al cierre de esta nota padres de familia y usuarios de talleres se reunieron con Hugo Barrios, titular de Cultura de la Delegación Coyoacán en el CASU, pero se impidió el paso a los talleristas.

Comentarios